Caso Florencia Romano: la oposición pidió explicaciones al Gobierno y el oficialismo continuó con la sesión del Senado

Hoy todas las fuerzas políticas de Mendoza piden justicia por la niña asesinada el pasado 12 de diciembre. Pero, entre los métodos que utilizan para hacerlo, prevalece la chicana.

A las 9.30 del martes 22 de diciembre, el arco opositor mendocino a nivel legislativo convocó a una conferencia de prensa por el femicidio de Florencia Romano. El lugar: el salón de los Pasos Perdidos, de la Legislatura provincial. Mismo edificio en el que, metros más al centro se encuentra el recinto en el que también a la misma hora estaba convocada la sesión de Senadores.

El pedido que hizo la oposición, a través de la prensa, fue bastante sencillo a decir verdad. Lo que solicitaron, reiteradas veces y a través de diferentes voces de distintas fuerzas, es que el ministro de Seguridad provincial, Raúl Levrino, y el jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, se presenten en la Casa de las Leyes para dar explicaciones del accionar (o falta del mismo) ante el caso de la adolescente asesinada el 12 de diciembre pasado.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), el Frente de Todos (FdT), Protectora, el Partido Intransigente aseguraron casi al unísono que si los mencionados representantes del Ejecutivo no se presentan en la Legislatura, deberán recurrir a la fuerza pública para irlos a buscar y llevarlos a que den respuestas.

Masiva campaña del peronismo en las redes para que haya renuncias en Seguridad

"Hemos llamado a esta conferencia porque estamos absolutamente consternados y movilizados por la situación que se ha vivido en esta provincia con el fallecimiento (sic) de Florencia Romano. Queremos una respuesta por parte del Ejecutivo de la provincia y sus responsables. Que respondan sobre esta muerte que ha sido absolutamente evitable, que digan porqué no fue contestado el llamado al 911 y porqué no se salvaguarda la vida de las personas", comenzó diciendo la diputada provincial, Verónica Valverde (Unidad Ciudadana Mendoza-FdT).

En la misma línea, la senadora Cecilia Juri (PJ-FdT) continuó: "Entendemos que evidentemente no interesa mucho que estemos adentro porque la sesión igual empezó. Creemos que este femicidio tiene que ser un punto de inflexión y queremos que nos den las explicaciones pertinentes. Por eso hemos llamado a esta conferencia para plantear que si no hay respuesta, si no vienen, los tendremos que hacer venir a través de la fuerza pública".

La discusión por la sesión

En definitiva, mientras la oposición desarrollaba su conferencia y el oficialismo comenzaba sin ellos la sesión, la familia de Florencia Romano seguía (y seguirá) llorando su pérdida irreparable. Mientras el vicegobernador de Mendoza, Mario Abed, y el presidente del Bloque PJ- Frente de Todos del Senado, Lucas Ilardo, discutían, la mamá y el papá de Flor nunca más podrán disfrutar de su hija.

Y podríamos seguir. Porque mientras que Alejandro Abraham y Adolfo Bermejo, senadores peronistas, criticaban a Abed por no priorizar el tratamiento del tema Florencia Romano en el orden del día y el vice, en su calidad de presidente de la Cámara de Senadores, buscaba continuar con los temas pautados en la sesión, Matías Romano se quedó sin su única hermana.

"Tenemos muchas preguntas, hay una ausencia del Estado. Somos conscientes los opositores que hay una delgada línea entre reclamar y hacer cumplir nuestra función y hacer política con la tragedia -reconoció-. Estamos tan indignados como muchos mendocinos porque han pasado días y no hemos tenido ninguna respuesta y el jefe de la Policía le echó la culpa a la familia y a la víctima. El gobierno de Suarez está gobernando sólo, aquí no hay una república. En este momento está legislando la cámara Alta sin la oposición", se explayó Marcelo Romano (Fuerza Protectora).

Ya en la sesión, Lautaro Jiménez, senador del FIT, fue quien tuvo las palabras que resultaron un poco más coherentes. "Siguen sin decir cómo se va a proceder. Acá hay violencia de género, machista y también institucional. El jefe de la Policía responsabilizó a la familia y a la propia víctima. Es una problemática que necesitamos abordar, no que sigan chicaneando ni dando conferencias de prensa. Hay muchas jóvenes que se sienten revictimizadas y desprotegidas. Debería concurrir Gullé (el procurador) y de allí hacia abajo para responder a la población y a los legisladores de forma responsable y veraz. Si no, hay violencia institucional", remarcó el legislador del PTS. 

Esta nota habla de: