El nuevo Rolo: gane o pierda, Jaque siempre está

Cayó en una interna municipal y, meses después, asumió en el Directorio de YPF. Las similitudes con Gabrielli, otro exgobernador mendocino a quien el matrimonio Kirchner le dio contención.

Celso Jaque siempre está, aunque gane o pierda, en un cargo más o menos visible. Incluso cuando muchos lo dan por muerto, reaparece en distintas versiones, ahora como director de YPF. ¿Quién iba a imaginar que el actual asesor de un senador jujeño podría terminar en el área de toma de decisiones de la petrolera? La novedad sorprendió seguramente a los mismos que lo quisieron jubilar anticipadamente ni bien terminó su gobierno en 2011.

Haciendo un repaso de su carrera, Jaque se ha destacado por dos cualidades que en él significaron virtudes: resistencia y fidelidad. Ambas le permitieron a comienzos de 2012 ser propuesto por Cristina Kirchner como embajador argentino en Colombia, después de haber sido descartado por el PJ mendocino, y ahora llegar al directorio de la petrolera de bandera también de la mano de la actual vicepresidenta, incluso después de haber perdida una interna municipal, con la caída de poder político que eso implica.

Pero Jaque se mantuvo activo todo el tiempo, con fidelidad a su partido y sin siquiera sugerir una crítica a CFK: no se quejó cuando lo exiliaron en Jujuy para reordenar un Partido Justicialista sin rumbo, ni cuando tuvo que recluirse en su departamento a dar una batalla local ni al ser nombrado entre tantos asesores que tiene el PJ en el Senado, después de haber sido, ni más ni menos, gobernador de la cuarta provincia más importante del país.

Jaque siempre está, al igual que otro colega suyo, que arrancó su devenir en la política nacional mucho antes que él: Rodolfo Gabrielli. Surge, sin embargo, una diferencia sustancial: el Rolo dejó la gobernación encabezando la lista de diputados nacionales, impulsado por el peronismo mendocino, algo que no se replicó cuando el exintendente de Malargüe dejó la Casa de Gobierno. Sin embargo, en un lugar u otro, ambos se han mantenido vigentes, incluso en cargos trascendentes.

Así como Jaque ahora integra el Directorio de YPF, el matrimonio Kirchner puso a Gabrielli al frente de la flamante Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), después de haber sido ministro de dos presidentes (Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde). Y cuando no tienen la visibilidad del cargo, se mantienen vigentes; son fuente de consulta de unos y otros compañeros, uno atendiendo en el café La Biela de Recoleta y el otro en su librería de Malargüe.

Esta nota habla de: