El simbolismo del 9 de julio y la huella que dejaron sus líderes

El diputado Facundo Correa Llano reflexiona sobre la próxima fecha patria.

Facundo Correa Llano
Diputado Nacional por Mendoza

A días de cumplirse 208 años desde aquel histórico 9 de julio de 1816, los argentinos conmemoramos con orgullo la declaración de la independencia celebrada en San Miguel de Tucumán. Este hecho marcó un punto determinante en la historia del país, dejamos de ser una colonia española para convertirnos en una nación soberana e independiente. Ese día fuimos un ejemplo de unidad frente a cualquier desafío, fuerza externa y adversidad. A pesar de todo ello, los líderes de entonces fueron capaces de dejar de lado sus diferencias políticas en favor del bienestar común del país.

En estos tiempos, donde nos enfrentamos a una profunda crisis heredada, es crucial avanzar en una reforma legislativa estructural para asegurar la estabilidad económica y salvaguardar la libertad de todos los argentinos. En este contexto, el gobierno nacional le solicitó al Congreso aprobar, con el mayor compromiso y celeridad posible, la Ley Bases, una legislación diseñada para restablecer el orden económico y social, así como para fortalecer el proceso de estabilización y reactivación económica. Sin duda, esta normativa será el instrumento fundamental que permitirá trazar una ruta clara hacia el futuro, garantizando la estabilidad jurídica e impulsando la actividad económica sostenida, equitativa y con confianza en nuestro país.

La Ley Bases no fue la única iniciativa del Gobierno Nacional para recuperar nuestro país. Otro hecho significativo fue la convocatoria realizada por el Presidente de la Nación, Javier Milei, para la firma de un pacto fundacional que incluya a todas las provincias, con el propósito de reconstruir las bases necesarias para un futuro prometedor. Esta medida busca revitalizar no solo el compromiso con los principios de libertad, justicia y democracia que han moldeado nuestra identidad nacional, sino también fortalecer la unidad y la colaboración entre todas las jurisdicciones del país.

El 9 de julio de 2024 será mucho más que una conmemoración; será un llamado a renovar los ideales fundacionales que guiaron a la Argentina en su búsqueda de la independencia, constitución, progreso y desarrollo. Debemos reafirmar nuestro compromiso trabajando hacia metas comunes para un futuro más próspero para todos los argentinos. Es el momento de seguir el ejemplo que dieron aquellos líderes en 1816.


Vicepresidente de la Comisión de Asuntos cooperativos, mutuales y ONGs Miembro de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda, Minería, Energía y Combustibles,

Industria,Turismo Y Familia, Niñez y Adolescencia.

Miembro de GPA Irlanda, GPA Estados Unidos, GPA China, GPA Perú

Esta nota habla de:
Más de Opinión