Quiénes fueron y qué se dijo en el brindis de las pymes nucleadas en la FEM

La fiesta se realizó en forma ajustada, pero agradable, con gran representación de sectores, en un buen clima para lo que fueron propicios los jardines de la bodega Tierras Altas, lejos de las masivas convocatorias del pasado, que quedaron en la historia por dos razones: distanciamiento social y austeridad.

En un discreto brindis por el 68 cumpleaños de la Federación Económica de Mendoza, la FEM, las pymes aprovecharon la oportunidad para despedir el año y codearse con pares nacionales, de otras provincias y funcionarios provinciales que se acercaron para chocar las copas.

La fiesta se realizó en forma ajustada, pero agradable, con gran representación de sectores, en un buen clima para lo que fueron propicios los jardines de la bodega Tierras Altas, lejos de las masivas convocatorias del pasado, que quedaron en la historia por dos razones: distanciamiento social y austeridad. 

El presidente de la FEM, Alfredo Cecchi, junto a integrantes de la comisión directiva, esperaron en el camino de ingreso a los invitados, que desfilaron como en una alfombra roja. Por allí pasaron el chaqueño Alfredo González, el influyente presidente de CAME, la entidad madre nacional, Gerardo Fernández, el mendocino que preside la Confederación de Pymes Consructoras en todo el país (CPC), Andrés Vavrik, presidente saliente de la Cámara de Comercio de Alvear, Mauricio Badaloni, presidente de la UIM, y la presencia excepcional de los titulares de cámaras comerciales de San Juan y San Luis, cosa que Cecchi resaltó luego en su discurso.

Cecchi, en diálogo con Memo, no quiso manifestarse ni optimista ni pesimista, pero sí "con mejores expectativas" y lo justificó en la mejora de las previsiones de crecimiento para el país.

Todos los empresarios asistentes hablaron de la necesidad imperiosa de un acuerdo con el FMI para poder hacer algún análisis sobre lo que viene. Sin ese acuerdo, consignaron, nada puede seguir su curso.

El primero en llegar fue el ministro Enrique Vaquié, quien llegó desde el sur provincial en donde mantuvo encuentros con sectores productivos. Estuvo el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, y los intendentes de Luján, Sebastián Bragagnolo, de Las Heras, Daniel Orozco, de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar y de San Martín, Raúl Rufeil.

El gobernador Rodolfo Suarez mandó un mensaje desde Buenos Aires y lo propio hizo la senadora nacional peronista Anabel Fernández Sagasti.

En cuanto a la presencia peronista, fue escasa. Se lo vio a Jorge Omar Gimenez, administrador de Ferrocarriles en Cuyo y desde Tunuyán enviaron al concejal Emir Andraos, que preside el Concejo Deliberante. También hubo algún representante maipucino que llevó los saludos de Matías Stevanato y el exministro de Turismo Javier Espina. 

A nivel empresario, estuvieron representados los diferentes sectores y actividades.

A la hora de los discursos, fue importante el repaso histórico que realizó Alfredo Cecchi, ya que no leyó, fue escuchado con atención y, aunque sus palabras se extendieron, cautivó por la calidad del mensaje.

Cecchi hizo un repaso de los 68 años de historia de la FEM y lo vinculó a su propia vida y a los sucesos más importantes de Mendoza y el país, como por ejemplo, los tiempos en que se crearon univerisdades y se produjo un fuerte despegue productivista.

Fue impactante el repaso por "la Mendoza que ya no está" y mencionó el aporte de los trenes en los años de la fundación de la entidad, dentro de una larga lista de cosas que se perdieron o que cambiaron, y que en muchos casos consideró que se requiere recuperar con nuevas características.

Si Cecchi se quejó o protestó, lo hizo con delicadeza, ya que el mensaje no fue solo para los políticos, sino que estuvo dirigido para toda la dirigencia y la sociedad. Insistió con que no alcanza con la actual matriz productiva. Y lanzó propuestas y desafíos para el futuro, como un proyecto mendocino para la fabricación de hidrógeno verde.

Sus palabras fueron acompañadas por otros oradores, como Alfredo González, titular de CAME, y por el ministro Vaquié, quien habló en nombre del Gobierno de Mendoza y representó un diálogo con las entidades empresarias, una devolución a sus planteos, con coincidencias y planteos de nuevas oportunidades.

Hubo firma de convenios con municipios y una premiación, en una noche cuyos brindis no se extendieron demasiado y en la que reinó un buen clima, a pesar de las dificultades que a unos y otros les toca atravesar y combatir, y que ha llevado a otras cámaras empresarias a disminuir al máximo las reuniones de fin de año, ya no por la pandemia, sino porque no creen tener mucho que festejar ni compartir con gobernantes.

Algunos de los momentos de la fiesta de la FEM:

 

 

Mujeres premiadas por la FEM por su labor de visibilizar el trabajo de las emprendedoras mendocinas:

Distinción a Gastón Ragazzone, ganador del Premio Joven Empresario Argentino

Los jóvenes de la FEM

Distinción a Alfredo González de CAME por su defensa de las pymes argentinas

En la cena anual de la FEM, se firmó convenio de colaboración con CAME y la Cámara de Comercio de San Martín para el desarrollo de un centro comercial abierto en el departamento.

El ministro de Economía y Energía de Mendoza, Enrique Vaquié, firma un convenio de colaboración con el presidente de CAME Alfredo González sobre logística

Esta nota habla de: