Cafiero intenta buscar culpables para negar la interna entre Guzmán y el kirchnerismo

El jefe de Gabinete negó cualquier tipo de interna al interior del Frente de Todos y dijo que hubo un "manoseo fuerte" para tratar de tener un ministro de Economía debilitado.

El jefe de Gabiente Santiago Cafiero negó cualquier tipo de interna en el Frente de Todos, tratando de negar que existe tensión que se generó a partir del caso del pedido de renuncia al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, la cual no prosperó y enfrentó al titular del Palacio de Haciendo con el kirchnerismo.

El funcionario nacional aseguró que "hay miradas distintas en muchos temas y hay discusiones de implementación, pero discusiones de objetivos no hay en el Frente de Todos".

Al referirse específicamente a Guzmán, dijo que hubo un "manoseo fuerte". y aunque evitó "echarle la culpa a la prensa", consideró que lo que se buscó es debilitar la figura del ministro de Economía.

"A Martín primero lo cuestionaban los sectores económicos por hacer las quitas que hizo. Gracias a esas reestructuraciones, el país se ahorró en 37 mil millones de dólares", valoró Cafiero. En ese sentido, dijo que algún sector económico pudo haber "quedado molesto" por las negociaciones realizadas por Guzmán en materia de deuda y sugirió que son los mismos que intentaron "forzar una devaluación a fin del año pasado", destacando que en ese caso sí tuvo ayuda de la prensa.

Después de una semana complicada el ministro Guzmán viaja hoy junto al presidente a Europa para intentar prorrogar el pago de la deuda al Club de París, otro frente de conflicto que se abre con el ala más dura del kirchnerismo.

Mientras el funcionario inicia la gira, en el Congreso avanza el proyecto de Oscar Parrilli para impedir que Guzmán pueda disponer de lo más de 4.000 millones de dólares extras que llegarán desde el FMI para cumplir con algún pago de deuda y destinarlo únicamente para enfrentar las necesidades económicas que genera la pandemia.

Esta nota habla de: