El día en que un canciller chileno criticó "la lógica perversa del peronismo"

Bajo el título "Nuestros Vecinos Argentinos", el ministro de Relaciones Exteriores de Chile opinó en 2004 que el "verdadero muro que se interpone entre Chile y Argentina no es la cordillera de los Andes, sino el legado del peronismo y su lógica perversa".

Sucedió en 2004 y la mención resurge ante el papelón internacional protagonizado por el embajador argentino en Santiago, Rafael Bielsa, al entrometerse en la política interna del país en que representa al suyo. Fue cuando Ignacio Walker asumió como canciller de Chile y se le recordó un artículo en el que se metió con el peronismo.

Bajo el título "Nuestros Vecinos Argentinos", el ministro de Relaciones Exteriores de Chile opinó en 2004 que el "verdadero muro que se interpone entre Chile y Argentina no es la cordillera de los Andes, sino el legado del peronismo y su lógica perversa".

Y parafraseando a Alejandro Magnet, un escritor chileno, describió al justicialismo como un movimiento con "rasgos autoritarios, corporativos y fascistoides".

La diplomacia argentina, en manos de aventureros políticos

Luego, tras citar el libro "Historia de la crisis argentina", de Mauricio Rojas -un chileno que vive y es parlamentario en Suecia-, el propio Walker concluyó: "Diríamos que desde que Perón se instaló en el poder, en 1945, el peronismo y el militarismo se han encargado de destruir sistemáticamente a la Argentina".

Cuando Walker dijo lo que dijo, Rafael Bielsa, el ahora polémico embajador en Chile, era el ministro de Relaciones Exteriores y Culto en Argentina.

Cuando Bielsa y Walker eran cancilleres.

Cientista político y exdiputado demócrata cristiano (1994-2000), Walker lo había publicado originalmente en la edición del 6 de mayo de 2004 del diario El Mercurio. El reemplazante de la canciller Soledad Alvear también fue jefe de la División Relaciones Políticas e Institucionales de la Secretaría General de la Presidencia, de Patricio Aylwin, y antes de ser designado Canciller había sido nombrado embajador en Italia.

La aparición de su artículo coincidió con los momentos más difíciles entre Santiago y Buenos Aires a raíz de los recortes en las ventas del gas argentino a Chile. Por entonces, en el país vecino se desataron furiosas críticas tanto desde la oposición como el oficialismo contra los presidentes Ricardo Lagos y Néstor Kirchner.

La reacción del Gobierno ante el triunfo de Kast en Chile: "Es antiargentino"

De ahí también se entiendió lo que escribió Walker sobre Kirchner. El canciller chileno recordó que el mandatario argentino obtuvo "sólo el 22 por ciento de la votación" en las elecciones presidenciales, por lo cual -razonó- "se encuentra empeñado en cuidar su único verdadero capital político: su popularidad". ¿Respetar tratados y contratos? "No", si es que "estos acuerdos ponen en riesgo esa popularidad", advirtió entonces sobre Kirchner.

Trayendo a la memoria el protocolo de integración gasífera firmado por los dos países en 1995, Walker apunta que la Rosada criticaba el tratado argumentando que éste no había sido ratificado por el Congreso, cuando en realidad -indicó Walker- estos acuerdos firmados bajo el amparo de la ALADI "no necesitan ratificación parlamentaria".

"En fin -dijo el canciller-, uno de los legados de 'doctrina peronista' pareciera ser su ignorancia y desprecio no sólo por las normas más elementales de la economía, sino del derecho".


Esta nota habla de: