Diputados aprobó el proyecto de "ficha limpia" en Mendoza

La iniciativa plantea que quienes tengan una condena en primera instancia no puedan ser candidatos.

La Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de Ficha Limpia, el cual a plantea que quienes tengan una condena en primera instancia no puedan ser candidatos. Por pedido del Frente de Todos se avanzó en la inclusión de todos los funcionarios públicos en dicha normativa. La iniciativa logró 47 votos positivos y la negativa de la Izquierda.

En principio el proyecto consideraba el impedimento para que personas con condenas de primera instancia pudieran acceder a cargos electivos. Sin embargo, la oposición planteó una modificación y se amplió a todos los cargos públicos.

El texto unificado votado en mayoría incorpora nuevos delitos que impedirían la postulación a un cargo electivo, estableciendo que los partidos políticos no podrán registrar candidatos a cargos públicos electivos para las elecciones provinciales y municipales en violación a lo establecido por la normativa en estudio.

Además, se incorporó al articulado el texto de otra iniciativa impulsada por Gustavo Cairo (PRO), que modifica a Ley de Ética Pública, estableciendo que los funcionarios de los Poderes Ejecutivos provincial y municipales y los funcionarios de entes descentralizados y empresas del Estado, deberán presentar ante la Oficina de Investigaciones Administrativas y Ética Pública, dentro de los 30 días de su designación, un certificado de antecedentes penales donde conste que no hayan sido condenados por delitos contra la administración pública.

Texto aprobado

El texto acordado por la mayoría de los bloques, incorpora el inciso 3) al artículo 37 de la Ley Nº 4746 (Orgánica de Partidos Políticos), estableciendo que no podrán ser candidatos a cargos partidarios, ni precandidatos en elecciones primarias, ni candidatos en elecciones generales a cargos públicos electivos (...), las personas que se encuentren condenadas, en Juicio Oral y Público, a pena privativa de la libertad, aunque la sentencia no se encontrare firme y la pena fuera de cumplimiento en suspenso.

Los partidos políticos o alianzas electorales, a fin de acreditar el cumplimiento de tales disposiciones, deberán exigir a todos los precandidatos y candidatos titulares y suplentes que integren sus listas, para cualquier cargo electivo provincial y municipal, el Certificado de Antecedentes Penales (CAP) emitido por el Registro Nacional de Reincidencia, "siendo responsables directos de su presentación" ante los órganos con competencia electoral. Este certificado se deberá acompañar junto con la presentación de listas, tanto en las elecciones primarias como en las generales.

Esta nota habla de:
Más de Poder