La referente del fútbol femenino que quiere llevar el deporte a la Legislatura

Se trata de Giuliana Díaz. La joven de 27 años es presidenta de la Liga de Fútbol Femenino de Mendoza y ahora también, precandidata a diputada provincial por Cambia Mendoza. "El deporte es una herramienta que une en un país que se cae a pedazos", asegura.

Viene "del palo del deporte". Es futbolista y, desde el año pasado, la flamante presidenta de la Liga Mendocina de Fútbol Femenino. Ahora, como precandidata a diputada de Cambia Mendoza, su plan es fusionar las herramientas que le daría el cargo con su gran pasión por el mundo deportivo.

Se llama Giuliana Díaz y a sus 27 años, si llegara a ser electa en los comicios 2021, tendría un segundo cargo para ostentar, en el buen sentido de la palabra, como joven mujer mendocina profesional. Así, quien es periodista de formación, cuenta cómo le llegó la propuesta para esta candidatura política.

Por su trabajo, en medios de comunicación y como encargada de prensa de distintos funcionarios, se involucró en el mundo de la política desde hace tiempo. "Empecé con Sergio Dragoni, siempre ligada a la UCR, pero nunca había estado en ningún cargo ni nada. Le ayudaba en lo que era redes sociales, prensa y protocolo. Como periodista me gusta la prensa, los medios, el contenido, definir qué postear y de qué manera abordar un tema", comenzó explicando.

Según su mirada, los ciudadanos de una u otra manera estamos todo el tiempo haciendo política. "Desde el año pasado estoy trabajando ya más activamente con Mercedes Rus, Néstor Majul, etc., en lo que es la política. Justo también asumí como presidenta de la Liga Mendocina de Fútbol. Así es que fui utilizando herramientas para poder gestionar en el deporte, las cosas iban saliendo muy bien, destacaron mi perfil y luego me propusieron participar en las elecciones", se explaya recordando.

De esa manera, Díaz decidió tomar la oportunidad considerando sobre todo que es algo que no siempre se da y que hace mucho quería. "Creo que una siempre tiene en la mente trabajar y formarse para llegar a una meta. Son oportunidades que no ocurren todo el tiempo y hay que aprovecharlas. Claro que siento un poquito de miedo pero estoy re feliz y quiero ir para adelante, como he hecho toda la vida. Así que a trabajar a full", reflexionó.

-¿Qué posibilidades tiene de ingresar y cuáles son sus principales proyectos?

-Las posibilidades son muy buenas porque voy segunda tras Daniel Llaver que encabeza la lista. En el tema de elecciones legislativas a Cambia Mendoza siempre le ha ido muy bien y creo que este año también nos va a ir bien.

Me gustaría trabajar en el tema deporte. Es el palo del que vengo. Apenas cuando asumimos en la liga, hicimos un protocolo de género para poder acompañar a las mujeres y que no se sientan discriminadas. La intención fue erradicar todo tipo de violencia en lo que es el fútbol, una institución totalmente machista en donde nunca se habían aplicado políticas de género.

Así es que quiero darle lugar a la mujer tanto en el ámbito deportivo como en otras instituciones que, en su mayoría, están conducidas por hombres. También, respecto a la ley del deporte, me gustaría poder lograr que haya más jóvenes dirigentes y apoyar a los deportistas de Mendoza en general.

-Otra arista interesante del deporte, desde lo social, es la herramienta que significa para salir de las adicciones. ¿Qué visión tiene en ese sentido?

-El club es la segunda casa. Así que hay hacer lo posible para que sigan funcionando y cada vez crezcan más. Porque ayuda en todo sentido, es un espacio de contención. No sólo en lo que tiene que ver con salir de las adicciones si no en cuestiones de ansiedad, ataques de pánico, todo lo que se está viviendo ahora con la pandemia o los jóvenes que tenemos esas crisis de querer tener todo ya y no sucede. De ver un país que se está cayendo a pedazos y no poder irnos. Con todas esas angustias, el deporte ayuda muchísimo.

El año pasado visité el penal y la idea es armar un campeonato. Fue una experiencia buenísima, el deporte es una herramienta que viene a unir. Pudimos crear el primer equipo de mujeres ciegas, Valkirias, cosa que me ha llenado el alma. Cuando las vi entrenar se me explotaba el corazón y dije por acá va, para esto ocupo la política. Es la herramienta de gestión para que cada jugador y jugadora pueda canalizar todo a través del deporte.

-¿Proviene de familia política?

-No. Pero me están acompañando al 100 mi papá, mi mamá, toda mi familia. Yo los metí a ellos en política (risas). 

Esta nota habla de: