La UIA criticó la prohibición de despidos y pidió "normalizar el mercado laboral"

Aseguraron que "medidas como la prohibición de despidos y suspensiones o el régimen de doble indemnización no apuntan en esa dirección. Van en detrimento de la necesaria ampliación de las dotaciones de trabajadores".

Se oficializó la decisión del Gobierno de extender por 90 días más la prohibición de despidos y hasta un año la doble indemnización, lo que motivó un duro comunicado de la Unión Industrial Argentina (UIA) alertó sobre el efecto de medida en el que la normalización del mercado laboral.

"Para avanzar hacia un ciclo económico que convierta a la política industrial y a las mejoras de productividad en activos del país, resulta fundamental normalizar la situación en el mercado de laboral", indicó la entidad.

En ese sentido, manifestó que "Argentina necesita comenzar a construir un escenario de reactivación económica sustentable, y la recuperación del nivel de empleo formal en general e industrial en particular es el desafío más importante".

Aseguraron que "medidas como la prohibición de despidos y suspensiones o el régimen de doble indemnización no apuntan en esa dirección. Van en detrimento de la necesaria ampliación de las dotaciones de trabajadores con miras a impulsar el crecimiento económico e impactan sobre el objetivo de la formalización". 

La UIA sostuvo que, luego de prácticamente una década de estancamiento y caída de la actividad, que se agudizó con la pandemia, hoy la actividad económica reinició un ciclo de recuperación.

La entidad industrial señaló en una carta al presidente Alberto Fernández que si bien el empleo formal en la industria creció en octubre pasado por quinto mes consecutivo, desde 2013 a la fecha el empleo fabril se contrajo en 178.000 empleos y en el conjunto de la economía en 321.000 puestos de trabajo y que "el incremento de la informalidad ha esmerilado la competitividad de la economía registrada, aumentó la competencia desleal e imposibilitó consolidar la generación de empleo decente".

Para superar esas limitaciones y consolidar la recuperación, dice la misiva, se necesita "una política industrial que incorpore la agenda de productividad", además de "un marco regulatorio que otorgue credibilidad y previsibilidad a las nuevas contrataciones y dé respuestas a los desafíos de empleabilidad de esta etapa". 

Esta nota habla de:
Más de Poder