A 46 años de la masacre de Rosario perpetrada por Montoneros

La bomba explotó en la intersección de las calles rosarinas Junín y Rawson. Sus esquirlas de clavos, tornillos, plomo, bolitas de acero y restos del vehículo Citroen se cobraron las vidas de nueve policías del Cuerpo Guardia de Infantería y de un matrimonio de civiles: Oscar Walter Ledesma e Irene Ángela Dib.

El 12 de Septiembre de 1976 explotó en la ciudad de Rosario, Santa Fe, un coche bomba de la organización terrorista Montoneros. El atentado estaba destinado a asesinar a los policías que iban en el micro tras la finalización del partido entre el Club Rosario Central y Unión de Santa Fe.

La bomba explotó en la intersección de las calles Junín y Rawson. Sus esquirlas de clavos, tornillos, plomo, bolitas de acero y restos del vehículo Citroen se cobraron las vidas de nueve policías del Cuerpo Guardia de Infantería y de un matrimonio de civiles: Oscar Walter Ledesma e Irene Ángela Dib

Su hija, Andrea, de 10 años, sobrevivió de milagro porque venía recostada en el asiento trasero. Su historia se cuenta en "Los otros muertos" relatada en parte por la misma Andrea.

 Los policías fallecidos tenían poca antigüedad en la fuerza: agentes Domingo Hipólito Alfonso, Juan Domingo Mattiasevich, Edgardo Jorge Ferri, Andrés Alberto Acosta, Carlos González, José Luis Boggino, Hugo Alberto Pellegrina, José María Gutiérrez y Dario Héctor Pietrani.


Ceferino Reato contó cómo fue el atentado más sangriento de Argentina hasta la voladura de la AMIA

El periodista Ceferino Reato contó en Infobae que "el ataque ocurrió a las 18 y 15 del domingo. El micro venía de la cancha de Rosario Central, donde el local había derrotado 2-1 a Unión de Santa Fe con goles del mediocampista Osvaldo Potente. Los policías muertos fueron jóvenes agentes y suboficiales; la mayoría, hijos de militantes peronistas e hinchas de Central que habían pedido ir al Gigante de Arroyito a vigilar el partido del equipo de sus amores".

Reato, autor de numerosos libros que rescatan la historia de las víctimas del terrorismo, contó que "el coche bomba en el centro rosarino fue uno de los cuatro grandes ataques de Montoneros aquel año contra la policía".

Agregó:

"El primero de ellos fue la llamada Operación Cardozo, el asesinato del jefe de la Policía Federal, general Cesáreo Cardozo, el 24 de junio a la madrugada, con una bomba vietnamita que una amiga de su hija había enganchado al elástico de la cama matrimonial, en su departamento en el barrio de Belgrano".

- "El último atentado ocurrió en La Plata el 9 de noviembre, en el despacho del subjefe de la policía de Buenos Aires: murió un oficial y hubo once heridos, entre ellos el número dos de la repartición, el coronel Ernesto Trotz, que perdió un brazo".

- "El ataque más cruento fue el bombazo que destruyó el comedor de la Policía Federal el 2 de julio, a la hora del almuerzo, en Moreno 1417, que mató a veintitrés personas e hirió a ciento diez. Fue el atentado más sangriento de los 70 y de toda la historia argentina hasta la voladura de la AMIA, en 1994".

- "También en este caso se utilizó una bomba vietnamita del tipo Claymore, que fueron inventadas por los militares de Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam y luego resultaron copiadas creativamente por otros países y por diversos grupos guerrilleros".

- "El nombre con el que fueron bautizadas indica que ese tipo de artefactos no solo buscaba matar sino también despedazar los cuerpos: Claymore eran las temibles espadas de doble filo que pesaban un kilo y medio y debían ser manejadas a dos manos por los guerreros de las tierras altas de Escocia contra los invasores ingleses durante la Edad Media".

Esta nota habla de: