Por qué Kirchner quería desarmar el Grupo Clarín incluso tres años antes de ser presidente

Al cumplirse 10 años de la muerte de Kirchner, el juez de la Corte Mario Adaro recordó una charla que tuvieron camino al aeropuerto. Allí, quien sería presidente justificó por qué había que disminuir el poder del Grupo Clarín.

Era la primera vez de Néstor Kirchner en Mendoza, en un contexto en el que nadie quería recibirlo, en una provincia gobernada por el radicalismo y con mayoría de intendentes del mismo partido. A mediados del año 2000, apenas un puñado de dirigentes peronistas lo acompañaron al entonces gobernador de Santa Cruz a conocer la zona este y encabezar quizás el único acto político suyo que tuvo lugar en una iglesia, un lunes al mediodía, gracias al aval del cura de Palmira al que había convencido un joven concejal de San Martín: Mario Adaro.

Luego de subirse al auto que manejaba Guillermo Amstutz y de recorrer otro departamento del este, Junín, cuentan los más cercanos a Kirchner -como el mentor de aquella visita, Carlos Ciurca- que después de almorzar pidió un lugar para dormir una siesta. Sin dudarlo, el intendente Dante Pellegrini no sólo le cedió su casa, sino también su cama para que el santacruceño pueda descansar por algunos minutos. "¡Ganó el que durmió la siesta en mi casa!", recordaría frecuentemente Pellegrini hasta el día de su muerte.

Las anécdotas de aquella primera visita de Kirchner a Mendoza abundan, y van variando de acuerdo con el protagonista. "El acto en la iglesia de Palmira lo hicimos durante un bautismo, así parecía que había más gente", dice uno de los peronistas que habló con Memo, rebatido por otro: "No es así, llevamos un montón de militantes que estaban esperando en la sede de un sindicato, a un par de cuadras". Dentro de este contexto, surge un dato desconocido sobre quien sería presidente.

De regreso al Gran Mendoza, rumbo al aeropuerto, Kirchner iba a bordo de una trafic con Mario Adaro, hoy juez de la Suprema Corte. En el trayecto, el santacruceño argumentó por qué había que modificar la estructura de poder del Grupo Clarín, incluso tres años antes de asumir como presidente y ocho años antes de que se desatara una "guerra" entre el gobierno de Cristina Fernández y el multimedio.

"Cuando lo llevábamos al aeropuerto en una trafic, nos venía explicando por qué había que desarmar el Grupo Clarín... estoy hablando de Néstor en el año 2000, tres años antes de ser presidente. Él justificó en ese momento su malestar con Clarín porque hacía un tiempito habían puesto una tapa 'Menem preso' con una foto que le habían sacado detrás de unas rejas en la casa donde estaba con domiciliaria", recordó Adaro a Memo.

En este punto, a Kirchner le había molestado que el diario Clarín haya publicado una foto de Menem detrás de unas rejas, cuando estaba con prisión domiciliaria. "En realidad estaba en un patio, no en una cárcel. 'Mirá cómo lo tratan a Menem, con todo lo que les dio', nos dijo Kirchner en ese momento", completó Adaro, quien después de ser concejal de San Martín fue ministro de Gobierno de Mendoza, durante la gestión del malargüino Celso Jaque.

Mi anécdota con Néstor Kirchner: el recuerdo de 10 políticos mendocinos

Esta nota habla de:
Más de Poder