Cinco acciones para reconstruir la confianza en aquella "Mendoza distinta"

La transparencia no es para ser declamada o para reclamar aplausos ante algún que otro acto positivo de parte de los gobernantes, legisladores o jueces. De allí que nunca es mucho cuando se abunda en abrir los datos al escrutinio de la ciudadanía.

Suponíamos que en Mendoza la actividad institucional era "distinta" a la del resto de los funcionarios políticos del país. Las revelaciones en torno a los privilegios a los que accedía el director de Policías, Roberto Munives, puso en crisis esa idea o, mejor dicho, ese relato de la "Mendoza ideal", y además de gestos ejemplificadores lo que se necesita es un conjunto de acciones que devuelvan la confianza y permitan un monitoreo que, a todas luces, la política no hace sobre sí misma.

Helicópteros

El costosísimo uso de helicópteros debería estar expuesto en un trackeo permanente en torno a quiénes y para qué lo usan, distancias recorridas y quién autorizó esos viajes. Online, disponible para quien quiera verlo.

Lucha Antigranizo

De igual modo, conocer el funcionamiento de la Lucha Antigranizo: no hace falta un alardeo coyuntural puntual frente a tormentas, sino una planilla de eficacia que muestre vuelos, distancias, costos y resultados. 

Autos y choferes

La utilización de automóviles con choferes por parte de funcionarios había sido contenido en algún momento, pero puede que resulte otro privilegio al que lentamente, ante el relajamiento de la opinión pública y la consolidación de funcionarios en sus cargos, se haya repuesto. Se podría establecer con claridad quiénes, por qué y en qué ocasiones pueden utilizar vehículos, combustible y disponer de personal que los conduzca. Asimismo, qué autos, a quiénes, por qué y para qué tareas se han contratado vehículos.

Viáticos

Otro aspecto que ha quedado atrapado en la maraña de datos incompletos es el de los viáticos de los funcionarios, en la página del Sidico, el Sistema de Información Consolidada. Allí solo aparecen algunos viáticos pedidos, pero no rendidos y no siempre con las cifras definitivas ni completas. La difusión de lo que se publica allí carece de sentido, ya que es absolutamente incompleto y, por lo tanto, inútil.

El mapa del Estado y quiénes lo gestionan

A nivel nacional, puede accederse a lo que en Memo hemos denominado como "funcionariato": quién trabaja y dónde, con qué norma ingresó al Estado.

Mendoza necesita tener con visibilidad a los responsables de cada área, quiénes son sus jefes y quiénes integran sus equipos de funcionarios.

Transparencia en serio

La transparencia no es para ser declamada o para reclamar aplausos ante algún que otro acto positivo de parte de los gobernantes, legisladores o jueces.

De allí que nunca es mucho cuando se abunda en abrir los datos al escrutinio de la ciudadanía.

Ese momento está haciendo falta en Mendoza, porque con una renuncia o un despido, no se cambia el "gusto a fósforo" que queda.

¿Hay más ideas? Expónganlas en las redes sociales de Memo:

- @memodiario en Twitter

Facebook.com/memo.com.ar

Esta nota habla de:
¿Cómo son tus expectativas económicas para el segundo semestre?