"Realmente impactante": La feroz obstrucción para concretar la transición en el Pentágono

Así lo indica un informe del portal politico.com que contrastó la información de los equipos de Joe Biden con al menos 10 funcionarios del Pentágono. Los demócratas creen que la Administración Trump solo les mostró "la punta del iceberg" de la real situación que hereda el nuevo gobierno.

El presidente Joseph Biden denunció abiertamente el trato que estaban recibiendo sus ayudantes para realizar la transición en el Pentágono en diciembre, calificándolo de "nada menos que, en mi opinión, que una irresponsabilidad", después de que las reuniones se cancelaron antes de Navidad. 

Dijo que a su gente se le negó información sobre el hack de SolarWinds, y dijo que su equipo "necesita una imagen clara de la postura de nuestras fuerzas en todo el mundo y nuestras operaciones para disuadir a nuestros enemigos".

El país que regula la paz en el mundo no suministra, en síntesis, toda la información al nuevo presidente, hasta ahora. 

Biden mencionó al papa Francisco y Bergoglio le retribuyó con un caluroso mensaje

Pero las personas involucradas en la transición, tanto del equipo de Biden como del Pentágono, le dieron al portal estadounidense politico.com una imagen más detallada de lo que se negó, al señalar que las reuniones informativas sobre asuntos urgentes de Defensa nunca sucedieron, se retrasaron hasta el último minuto o fueron controladas por cuidadores autoritarios. del lado de la administración Trump.

"La Defensa ha sido tradicionalmente un negocio bipartidista entre profesionales, y esta es una óptica terrible para aquellos que quieren copiar esta mezquindad en el futuro", dijo Mackenzie Eaglen, miembro del conservador American Enterprise Institute. Sostuvo entonces que el esfuerzo por bloquear la transición de información clave de seguridad nacional es "inútil, de mala forma y un precedente horrible".

Politico.com realizó un extenso informe basado en conversaciones con 10 funcionarios del Pentágono y de los equipos de Joe Biden involucrados en la transición, la mayoría de los cuales hablaron bajo condición de anonimato para discutir conversaciones delicadas.

Las tensiones entre el Pentágono y el equipo de aterrizaje de la agencia Biden surgieron casi en el momento en que la Administración de Servicios Generales autorizó que la transición comenzara a fines de noviembre después de una demora inicial después de las elecciones. Mientras que el lado militar de la casa, el Estado Mayor Conjunto y los comandantes combatientes geográficos, cooperaron más, el lado civil colocó barricadas en todo momento.

Biden: "Tenemos que terminar con esta guerra civil que enfrenta a republicanos con demócratas"

"Realmente no se les debería permitir salirse con la suya. Es completamente irresponsable e indefendible", dijo un funcionario de transición. "Jugar a la política con la seguridad nacional del país es realmente inaceptable".

El secretario de Defensa interino saliente, Chris Miller, dijo públicamente que está comprometido a garantizar una transferencia de poder sin problemas, y los funcionarios del Departamento de Defensa dicen que el Pentágono ha trabajado arduamente para completar las solicitudes de información y entrevistas del equipo de Biden en condiciones difíciles debido a la pandemia y entorno hiperpartidista.

La vocera del Pentágono, Sue Gough, dijo que es "comprensible" que haya límites sobre la información confidencial y clasificada que el departamento puede proporcionar al equipo entrante, incluida la relacionada con futuras operaciones militares. También defendió la presencia de abogados civiles de carrera como "observadores" durante las reuniones con el equipo de Biden, y dijo que la participación de los abogados garantiza que la información se "maneje correctamente".

Mike McCord, el líder de la transición para los problemas presupuestarios del Pentágono, finalmente pudo reunirse con representantes de las fuerzas armadas para discutir la solicitud presupuestaria la semana pasada, pero la demora hasta días antes de la asunción del nuevo gobierno causó acidez estomacal.

Chau Trump: este es su legado tras pasar por la Casa Blanca

El Pentágono también ha rechazado los esfuerzos de la transición para obtener información sobre un acuerdo de armas de alto perfil con los Emiratos Árabes Unidos para el F-35, el avión de combate más avanzado de Estados Unidos. Esto impidió que el equipo entendiera detalles clave sobre cómo se protegería la información confidencial sobre el avión y qué preocupaciones planteó Israel, que también opera sus propios F-35 e inicialmente se opuso al acuerdo.

¿Qué sucede? Leé el informe completo haciendo clic aquí.

Esta nota habla de: