Reino Unido investiga si Francia mintió acerca de los misiles que mataron a los marineros británicos en la Guerra de las Malvinas

Los parlamentarios británicos están pidiendo una investigación sobre si Francia mintió acerca de si los misiles que mataron a los marineros británicos en la Guerra de las Malvinas contenían un "interruptor de apagado".

Los misiles guiados Exocet de fabricación francesa mataron a 46 marineros británicos en la guerra de Malvinas en 1982. Se cree que el interruptor podría haberlos desarmado de forma remota, pero Francia negó que existiera tal característica.

Tres barcos de la Royal Navy fueron alcanzados por Exocets lanzados por tropas argentinas durante el conflicto. Dos, HMS Sheffield y Atlantic Conveyor, se hundieron.

Durante la guerra, Gran Bretaña solicitó a Francia información sobre cómo funcionaban los misiles y si podían desactivarse. Los parlamentarios ahora están instando al país a revelar lo que compartió o no compartió con el gobierno de Margaret Thatcher sobre los misiles.

La portada de este jueves 5 de mayo del Telegraph.

Tobias Ellwood, presidente del comité selecto de defensa del Parlamento, dijo a The Telegraph que el asunto "merece una mayor investigación". Sostuvo: "Mientras miramos hacia futuras batallas, debemos aprender de eventos pasados, y eso incluye cómo trabajamos con aliados y cómo compartimos inteligencia crítica. "Ciertamente habría sido un cambio de juego si Francia hubiera elegido compartir esta característica del Exocet", definió.

La investigación que exigen

Parlamentarios británicos pidieron que se inicie una investigación por los misiles Exocet que fueron vendidos por Francia a Argentina, que provocaron la muerte de 46 marinos británicos en los ataques aéreos argentinos de 1982. Según publicó el diario The Telegraph, se ocultó información durante ese proceso de forma "deliberada" al gobierno de Margaret Thatcher. "Si se comprueba, sería uno de los episodios más vergonzosos en las relaciones bilaterales", alertó uno de los denunciantes.

 Francia había negado que existieran los interruptores de apagado. Al cumplir 40 años del ataque de un Exocet contra el HMS Sheffield, que causó las primeras muertes británicas del conflicto, se instó a ese país a que aclare lo que hizo y lo que no compartió con el gobierno de Margaret Thatcher.

El presidente del comité selecto de defensa del Parlamento, Tobias Ellwood, dijo que el asunto "merece una mayor investigación", mientras que Liam Fox, exsecretario de defensa, dijo que Francia, un socio de defensa vital del Reino Unido, debería ser "abierta y honesta" sobre lo que sucedió.

Además, el almirante Lord West, ex Primer Lord del Mar que comandó la fragata HMS Ardent durante la guerra de las Malvinas, dijo que había escuchado hablar sobre un supuesto interruptor de apagado en los misiles Exocet. "Me dijeron que los franceses fueron muy útiles en términos de permitirnos ver el vuelo de los Mirages y el Super Etendard (avión de combate de fabricación francesa, utilizado por Argentina) para que pudiéramos obtener sus perfiles de vuelo", explicó en diálogo con el medio británico.

Papelón de Educación: confundió un buque inglés con el ARA Gral. Belgrano

"Nos dieron una cierta cantidad de material sobre Exocet, pero también me dijeron que había un mecanismo dentro de él para que los extranjeros no pudieran disparar un Exocet a un barco francés sin que pudieran hacer algo para que no lo hiciera. Hacían muchas ventas de Exocet, y si las personas a las que los vendían descubrieran que había una manera de vencerlo, no habrían estado felices", agregó.

El HMS Sheffield fue alcanzado por un misil guiado Exocet.

En ese sentido, el parlamentario Ellwood consideró que la sugerencia de que Francia pudiera haber compartido conocimiento sobre el Exocet que podía haber salvado vidas británicas "justifica una mayor investigación". "No conocemos la toma de decisiones más amplia que rodeó esto. De hecho, es posible que los responsables ni siquiera estén vivos hoy. Mientras miramos hacia futuras batallas, debemos aprender de eventos pasados, y eso incluye cómo trabajamos con aliados y cómo compartimos inteligencia crítica. Sin duda, hubiera sido un cambio de juego si Francia hubiera elegido compartir esta característica de Exocet", agregó.

Bob Seely, parlamentario conservador y excapitán del ejército que forma parte del comité selecto de asuntos exteriores, expresó: "Si Exocet contenía lo que efectivamente era un interruptor de encendido/apagado, los franceses deberían haberlo compartido con nosotros. Si resulta que se ocultó información, sería uno de los episodios más vergonzosos en las relaciones anglo-francesas. Muchos marineros británicos murieron a causa de esas armas, y se lo debemos a las familias de los que murieron, y a historia, para llegar a la verdad".


Esta nota habla de: