Baldasso, el exministro peronista de Cambia Mendoza, pone reparos a El Baqueano

El exministro de Infraestructura de Paco Pérez apunta a un esquema de "concesiones" para hacer represas. Sostiene que la obra pública de Suarez "va lenta" y elogia a De Marchi.

Rolando Baldasso fue uno de los ministros más importantes de Francisco "Paco" Pérez, nada menos que al frente de Obras Públicas, después de haber sido director de Hidráulica y presidente de Aysam en la gobernación del malargüino Celso Jaque.

El "solitario" senador de Cambia Mendoza al que le gustaría ser concejal

Sin embargo, en 2015, Omar De Marchi lo llevó al PRO para desembarcar en Luján de Cuyo, departamento que comenzaba a gobernar luego de la gestión de Carlos López Puelles. El ingeniero civil destaca que "me dediqué a la parte pública porque es mi forma de aportar a la sociedad". 

Ahora, Baldasso es senador, uno de los tantos que responden a De Marchi, quien define al legislador como uno de los mejores peronistas que tiene Mendoza. De hecho, en 2015 había sido precandidato a intendente del PJ en Luján, perdiendo la PASO.

Durante la entrevista con Memo surgió que no está de acuerdo en cómo se utilizaría la plata de Portezuelo del Viento. En lugar de pagar por la construcción de un dique, como El Baqueano, él pide que las represas se hagan por concesión, como Potrerillos, y que los U$S 1.023 millones se usen para múltiples fin.

- ¿Cómo fue ese salto del peronismo al PRO? ¿Nunca fue peronista o cambió de ideas?

- Yo arranqué en la función pública relacionada con el justicialismo porque yo creía que el justicialismo original tenía que ver con la doctrina de la Iglesia. Igual, yo no entro por lo partidario, sino por lo técnico, durante tres gestiones. Varias veces quise proponerme como candidato a intendente, pero me echaron, me dijeron "vos no sos un tipo válido para nosotros" y de ministro mucho menos. Hubo actos en los que no fueron caballerosos conmigo. Al contrario: me despreciaron, diciendo que "este no sirve para nada".

- Pero lo pusieron en uno de los lugares más importantes, que es la obra pública.

- Sí, pero por mi experiencia. Después no hubo ningún acompañamiento ni para candidato a intendente. Acordate que en las PASO (de 2015) me votó un 10% del justicialismo y un 90% independiente. O sea, el justicialismo no me votó. Y yo trabajé muy bien con el justicialismo, me dejó hacer de todo, pero creo que con el corrimiento al kirchnerismo se capturaron las bases esenciales. En el peronismo pasás de la derecha a la izquierda muy rápidamente.

En el PRO mi llegada tenía que ver fundamentalmente con hacer cosas que resolvieran la situación de los vecinos de Luján; a eso me invitó De Marchi. Su esquema era muy generoso porque en el gabinete éramos dos peronistas, dos radicales, dos demócratas, dos independientes, dos del PRO y Omar, y en esa conducción hizo cosas muy buenas y ese es el esquema que viene en la política moderna.

- ¿Pero ese esquema no termina en lo que pasa hoy, que todos los partidos tienen tantas internas?

- Lo que pasa es que, cuando vos buscás que el partido y la interna sea solamente un elemento de poder para que haya un cacique, no sirve. Los problemas deben resolverse entre todas las diferentes visiones. Entonces, vos decís "tenemos este problema" y escuchás varias soluciones, para que el conductor diga "bueno, vamos por este camino". Así debería funcionar. La concepción del partido tradicional donde el caudillo da el gran discurso, es porque siempre esperamos el salvador, y ya Argentina no puede pensar así.

- Del lado de los justicialistas, ¿hubo recriminaciones?

- Sí, obvio, echadas en cara, pero una echada en cara a alguien que no le dieron lugar para nada, pero bueno...

- Con su experiencia en obra pública, ¿cómo ve el juicio contra Cristina Kirchner? ¿Cree que las pruebas que tiene Luciani son suficientes?

- Yo no he seguido el tema, no me he metido en el juicio. La acusación tiene un nivel importante y van a tener que demostrar que no era así la relación (entre Cristina Kirchner y Lázaro Báez). En cuanto a los precios, no sé cómo hacían las cotizaciones, pero no podés comparar el precio de la Patagonia con un precio de acá de Mendoza.

El ingeniero lamenta que no se trate en la Legislatura el destino del dinero de Portezuelo.

- ¿Cómo evalúa la obra pública de la gestión de Suarez?

- Creo que la pandemia le afectó mucho y que eso, sumado a la inflación, hace que la obra vaya lenta. La inflación hace que en la incertidumbre las empresas hayan puesto valores que terminan haciendo que el gobierno declare no conveniente la oferta.

- Desde su experiencia en Aysam, ¿es conveniente usar la plata de Portezuelo en El Baqueano o sería mejor modernizar todo el sistema de irrigación que tiene la provincia?

(Nota: ante esta pregunta, Baldasso sonrió con los ojos entrecerrados, se quedó mirando largo rato en silencio y luego empezó a buscar algo en su celular)

- Esto es solamente algo que he consultado yo personalmente, no como PRO. Es algo que hice en calidad de ingeniero y no tiene todavía el aval del PRO. Yo plantee que la plata para obras hidroeléctricas tiene que ser por concesión, como se hizo con Potrerillos, yo no te pago más una obra pública porque siempre tiene adicionales, tiempos mayores; en cambio, en la concesión vos me hacés la obra, si te falta yo te doy plata de este fondo que tengo de concesión y después me la devolvés, como un motorcito para seguir haciendo obras hidroeléctricas. Ocupo un poco de plata ahí, ocupo otro poco en obras de riego, si hay que impermeabilizar canales, si hay que hacer reservorios, digo "miren muchachos, yo lo entrego, pero después los regantes me lo devuelven" a este fondo como el Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales), que es de la Nación.

El único radical díscolo que ganó algo afuera de Cambia Mendoza

También vamos a darle a Aysam para obras de agua y saneamiento, pero lo voy recuperando con la tarifa a lo largo de los años y la vamos devolviendo para que esa plata que tenemos no sea entregada a fondo perdido, que sea entregada y recuperada para seguir haciendo cosas en la provincia. Entonces puse un poquito para vivienda y otro poquito para lo educativo, la única plata a fondo perdido es la que va a educación. Esta es una propuesta mía, pero no hemos sido consultados. Creo que lo más sano sería la consulta dentro de la Legislatura.

- Pero en este país, con las cosas como están, ¿se consiguen inversiones?

- Para energía siempre se consigue. Hay algo en Argentina que fue muy importante y que desde Menem no ha cambiado, hay dos concesiones que las condiciones nunca han cambiado: una es la energía y la otra los aeropuertos.

Esta nota habla de: