Marinelli: "Los regantes tienen que participar más y hacer más eficiente el riego"

Luego de la ola de reclamos que recibió después de las heladas de principio de noviembre, el titular de Irrigación planteó: "Cuando se los convoca, no aparecen".

Sergio Marinelli, titular del Departamento General de Irrigación, fue quien recibió los reclamos de los productores mendocinos que perdieron toda o gran parte de su cosecha por las heladas del 31 de octubre y 1 de noviembre. Muchos le reclamaron que no se haya actuado a tiempo para poder regar y de ese modo, hacer la defensa pasiva y evitar que el daño fuera tan grave. 

Sin embargo, Marinelli se defendió y dijo que la helada, en primer lugar, fue algo "fuera de lo común" por la cantidad de horas y extensión que tuvo, pero además, sostuvo que hubo productores que aún habiendo regado perdieron la producción. 

"Los regantes tienen que participar más e informarse más", planteó Marinelli en una parte de la entrevista, y agregó: "También necesitamos que ayuden con la eficiencia", en relación al riesgo.

- Los productores tienen mucho enojo y reclaman que debió haberse largado el agua, ¿qué les responde usted?

- Yo hace cinco años dije que esto cambió, ya no es una crisis coyuntural sino una crisis permanente, basado en los datos científicos. Entonces empezamos a trabajar en la gestión de la demanda y no de la oferta, es decir, tratando de que haya más eficiencia en Irrigación, en las inspecciones y también en los municipios. Lo importante es reconocer que tenemos un problema y no hay agua, entonces tenemos que terminar de hacer ese click. En el campo tenemos la mitad de los turnos de agua porque no hay agua, entonces cada inspección de cauce sabe cuánta agua va a tener en el año. En octubre se hace la programación, en acuerdo con cada jefe de subdelegación, jefe de distribución y el inspector de cauce. Entonces este tema de la helada es recurrente, hay que decidir si se usa el agua en esta época o usarla después para el verano.

Igual hay gente que regó el día anterior y le heló igual. Esta helada funcionó como un río: hay fincas donde ha quemado arriba, otras abajo y otras una parte sí y otra no. También vengo diciendo públicamente que tenemos que trabajar todos en conjunto, y la participación de los productores en la inspección de cauce es primordial. Si quieren gastarse toda el agua en dos turnos, que lo hagan, pero se los hago firmar para que después no me vengan a reclamar.

Por otro lado, supongamos que nos dicen que dentro de unos días viene una helada y entonces decidimos regar para hacer la lucha pasiva, tampoco da el agua para regar todos juntos de golpe, ¿se entiende? Acá les pasó a los que regaron, a los que no, a los que regaron días antes. Esa bronca la entiendo, pero fue una situación especial. No soy yo solo. Las decisiones se toman con los inspectores, pero también con los regantes. No me pueden acusar de tomar las decisiones por ellos. 

Las heladas afectaron a todo el territorio de la provincia

- El domingo hubo elecciones de Inspectores de Cauce y, teniendo en cuenta la importancia que tiene el agua en Mendoza, se le da muy poca difusión, incluso hay regantes que se enteraron días antes. ¿Por qué no se le da más importancia a la elección de los inspectores? 

- Mire, yo ya les dije que les voy a exigir a los inspectores que hagan convocatorias públicas a los regantes para que queden registrados los regantes que fueron, porque se convoca y después van 20. Cada año yo trato de hacer más publicidad, pero no tengo mucho presupuesto. Igual hemos hecho mucha publicidad sobre las elecciones, pero los regantes tienen que participar más e informarse más.

Línea de crédito por $ 5.000 millones para productores afectados por heladas y sequías

- En el campo se dice mucho que Irrigación tiene demasiados empleados o que tienen administraciones duplicadas, porque lo mismo que hace la delegación lo hace también la Inspección de Cauce. ¿Qué responde usted a eso? 

- Eso es un mito, hemos reducido muchísimo. Por ejemplo, en la subdelegación del Río Diamante, yo he bajado casi un 15% la cantidad de personas, pero también pasa que cada inspector hacía turnos según lo programado hace 20 años, y ahora podés ver en una aplicación cuándo regás y cuándo está regando tu vecino, entonces sabés si está regando de más. La verdad es que el inspector de cauce es un regante más, es un vecino, y necesita una preparación para poder usar tecnologías. Ahora con la Facultad de Ciencias Agrarias estamos preparando gente. Pero si no hay una estadística, si no hay ingenieros que enseñen cómo mejorar la gestión de riego, si no tenés diqueros, no se puede. No hay poca gente, pero tampoco sobra tanta gente. 

Por otro lado, tenemos problemas que no se conocen: se roban las compuertas, las membranas de los reservorios que después las andan vendiendo en internet, hay un vandalismo que es terrible, hay que luchar contra un montón de cosas que la gente no ve. A pesar de eso, hemos hecho cinco reservorios en la provincia, este año logré que cada 100 pesos que pagan los regantes, 40 fueran a inversiones. Acá hay que trabajar en la forma de distribuir el agua, en la infraestructura. El año que viene llegaremos a 40 millones de dólares en inversión, pero también necesitamos que el productor ayude con la eficiencia. Igual, yo soy un convencido de que tiene que haber un fondo permanente para obras de Irrigación. 

Esta nota habla de: