Reunión en Casa Rosada: Rodolfo Suarez va en busca de una respuesta concreta de Fernández

El gobernador tiene una nutrida agenda en Buenos Aires, pero la reunión más importante será con el presidente de la Nación, a quien le pedirá certezas respecto a sus manifestaciones sobre Portezuelo del Viento. El objetivo es no tener que esperar más tiempo para avanzar con el Plan A o, en su defecto, con el B.

Al mediodía de este jueves el gobernador Rodolfo Suarez se reunirá con el presidente Alberto Fernández en Casa Rosada. En la reunión el mandatario provincial va en busca de certezas respecto al futuro de Portezuelo del Viento, por lo que le pedirá una rápida resolución del laudo presidencial (el cual el mismo Fernández anticipó que sería negativo) o una respuesta clara para poder activar el Plan B para utilizar los fondos en otras obras.

A principio de mayo el presidente anticipó en La Pampa que solicitaría que se haga un nuevo estudio de impacto ambiental para la obra, lo que para Mendoza es el rechazo a su posición. Eso llevó a la administración provincial a ponerse de lleno a pensar en el Plan B para utilizar los 1.023 millones de dólares que debe enviar el gobierno nacional en otras obras hídricas o productivas.

La idea de Suarez es salir de la reunión con mayores certezas que le permitan proyectar el destino del dinero que iba a utilizarse en la represa y activar los procesos para definir a qué obras pueden ir los fondos. Para eso, ya anticipó el gobernador, pretende convocar a actores de distintos ámbitos.

En medio del viaje, el senador oficialista Martín Kerchner afirmó que mientras el presidente Alberto Fernández no resuelve el laudo, por Portezuelo del Viento, "Mendoza pierde millones de dólares".

En ese sentido, dijo que "hoy Mendoza tiene dos problemas: no poder realizar la obra, y el impedimento por parte de la Nación para invertir adecuadamente el capital recibido que podría destinarse, entre otras, cosas a obras, por eso debemos poner nuestras energías en que Alberto Fernández resuelva pronto".

En ese contexto, el encuentro de Suarez con el mandatario nacional es clave para el futuro de Mendoza en cuanto se espera que sea el momento para confirmar de la boca del presidente lo que anticipó en La Pampa y terminar con un largo período de incertidumbre.


Esta nota habla de: