El mundo del revés: "El radicalismo olfatea el poder y corre para el otro lado"

Los radicales que consiguen ganar y gobernar son víctimas del porteñocentrismo partidario, que no gana. Algo similar a lo que le sucede al peronismo de CABA, que hasta colocó a un Presidente sin conseguir triunfar en su territorio. Cómo juegan todos dentro de Juntos, un nombre que ya parece un chiste.

Equipo Memo

El radicalismo nacional sufre las consecuencias del porteñocentrismo, que cree saberlo todo en torno a cómo conquistar el poder pero, como señaló oportunamente el politólogo radical Andrés Malamud, justo ayer, el día de la ruptura del bloque de diputados nacionales, "el radicalismo olfatea el poder y corre para el otro lado".

La afirmación de Malamud se aplica especialmente a los radicales porteños, aunque sucede todo lo contrario a lo que pasa, por ejemplo, en Mendoza y otras provincias, como Jujuy y Corrientes, en donde han conseguido ganar y repetir sus triunfos, además de mostrarse como gestores y no solo como hábiles competidores y voces vivarachas en el parlamento y los medios de comunicación.

El intríngulis

Todos los lados de la grieta interna radical parecen tener su cuota de razón. Lo que no han sabido hacer es disimularlo. Los seguidores de el eterno operador Enrique Nosiglia se quejan de la continuidad de Mario Negri, que perdió en Córdoba contra Rodrigo de Loredo y Luis Juez, y por ello, el nosiglista Emiliano Yacbbitti armó rancho aparte. Este último, en las negociaciones, condicionaba su apoyo a Negri a que De Loredo sea jefe del interbloque Juntos, un cargo que le permitiría cerrar los debates en el recinto.

Loredo y Lousteau.

Pero desde el otro lado se acusa a los seguidores de Nosiglia de haber perdido recientemente, también, la Juventud Radical, en manos de un acuerdo entre los gobernadores Gerardo Morales y Gustavo Valdés.

Máxima tensión en la UCR: aseguran que dos referentes casi terminan a golpes

¿Quiénes se quedaron en el bloque rebelde? Además de Loredo y Yacobitti, estarán en el bloque Evolución: Danya Tavela (Buenos Aires); Carla Carrizo, Martín Tetaz y Dolores Martínez (Ciudad), Victoria Tejeda (Santa Fe), Pablo Cervi (Neuquén), Marcela Antola (Entre Ríos), Alejandro Cacace (San Luis), Graciela Brouwer de Koning (Córdoba) y Martín Berhongaray (La Pampa). No hay mendocinos.

A Cacace ya se lo acusó desde el sector del exgobernador puntano Claudio Poggi de jugar a favor de los Rodríguez Saá, al llevar a la UCR sola en San Luis. Un primer antecedente de división. Y Berhongaray es un viejo adversario de los intereses de Mendoza en el sur, alineado con el peronismo pampeano en contra de Portezuelo del Viento, por ejemplo.

¿En qué sector jugó Cornejo?

Alfredo Cornejo está a días de abandonar la presidencia nacional de la UCR y se encuentra en plena negociación para presidir el interbloque de Juntos en el Senado de la Nación, ya que cambia de Cámara. Deja a un leal en Diputados que llenará su banca, Lisandro Nieri, y en el Senado acompaña a Luis Naidenoff para presidir el espacio radical dentro del interbloque, por lo que no hay disputa allí.

Tetaz afirmó que la fractura del bloque UCR "es para fortalecer el espacio"

Por eso, los testigos de las negociaciones afirman que "Cornejo jugó por el medio".

En ese camino, dieron cuenta de que esta vez, Julio Cobos (que ahora asume como diputado nacional) no traicionó al grupo y no firmó la adhesión al bloque de Yacobitti. Podría ir a la vice segunda de la Cámara en acuerdo con Negri, pero las otras dos diputadas, pero hay que ver si Pamela Verasay y Jimena Latorre, están de acuerdo con la decisión.

El bloque de Juntos, dividido.

Las exhibiciones de unidad y los consejos del veterano

Mientras todo esto sucedía, desde los aliados del PRO se apuraron en mostrar una fotografía que los muestra como "muchos y unidos". Abundaron en las redes sociales los mensajes en ese sentido, diferenciándose de la UCR, pero dejando de lado las disputas internas propias que ya hicieron ruido cuando bajaron a Patricia Bullrich de la candidatura porteña o que surgieron en torno a los rotundos cambios de domicilio para jugar en CABA o Provincia de Buenos Aires, según los intereses del mandamás, Horacio Rodríguez Larreta.

Un antiguo radical "de los de Alem", como suele decirlo, salió a dar consejos. Se trata de Ricardo López Murphy, que también entra al Congreso y que se mantiene como "viejo sabio" de la tribu a pesar de que tiene otro partido, Republicanos Unidos, la sucesión de Recrear.

López Murphy salió a decir: 

- "El único camino para desterrar a este régimen autoritario es con la unidad de la oposición. Por eso me sumé a Juntos por el Cambio. Es momento de pensar en el programa y la narrativa para cuando toque gobernar en el 2023. No hay lugar para internas. El único enemigo son los K".

La sorpresiva renuncia de la esposa de Gerardo Morales a su cargo en YPF

En este esquema, él también jugará solo: Juntos tendrá 7 bloques y sin un jefe, las definiciones las tomará una mesa con referentes de cada espacio. El frente PRO será el más numeroso, con Rogelio Frigerio adentro, aunque intentó armar un bloque entrerriano. Y Ricardo López Murphy tendrá un monobloque.

Los otros cargos

La designación de autoridades de las Cámaras puede dejar a radicales y macristas con un tiempo de espera, hasta que resuelvan sus desaguisados, pero este martes les darán sus lugares, a rellenar cuando pase la tormenta.

Allí se habla de la continuidad de Omar de Marchi como vicepresidente primero de Diputados. Si finalmente Cobos va a la segunda, habría un tándem mendocino allí que se completaría con un cargo poco relevante en los medios, pero que ocupa un exlegislador cuyano, Luis Borsani, radical, que es parte del staff técnico de Sergio Massa, quien es secretario de Coordinación Operativa.

Contra De Marchi operó Álvaro González, el diputado más cercano a Horacio Rodríguez Larreta. Pero el lujanino pasó por el medio, "a lo Cornejo", juntando avales de los diputados del interior del país que no comparten la pelea entre "halcones" y "palomas" del porteñocentrismo macrista.

Quién es quién en los 7 bloques de "Juntos", cuyo nombre parece un chiste

- Dos serán radicales: la UCR oficial conducida por Mario Negri y con 33 diputados; y Evolución, el sello de Martín Lousteau, tendrá 12 y será presidido por Rodrigo De Loredo.

- Once miembros tendrá la Coalición Cívica, liderada por Juan López. 

- Emilio Monzó y Margarita Stolbizer harán bloque con Domingo Amaya y Sebastián García de Luca, ambos el PRO.

- Ricardo López Murphy estará solo: votará como quiera y podrá pedir una silla en reuniones de labor parlamentaria.


Esta nota habla de: