Los andinistas, preocupados por el depósito de bustos de Perón y Evita en el Aconcagua

Representantes de ATE hicieron cumbre en la histórica montaña e instalaron un busto de Perón y Evita. La iniciativa seguro generará ruido entre los montañistas, pero también en las autoridades por tratarse un parque provincial y un área protegida.

"Compañeros de la ATE Verde y Blanca-Mendoza junto a otros expedicionarios hicieron cumbre en el Aconcagua para volver a colocar los bustos de Perón y Evita que la dictadura de Aramburu había quitado y destruido en 1956". Con esas palabras el dirigente Daniel Catalano celebró la acción de los miembros del sindicato que subieron la cumbre de la mítica montaña para instalar las imágenes.

En conversación con BigBang News, Alfredo Alvarez, Tabaré Muñoz y Julián Prato señalaron que fue un acto "simbólico y reparatorio" porque en febrero de 1954, un grupo de suboficiales del ejército argentino había tenido la iniciativa de homenajear a Perón del mismo modo, y en 1956 el general Aramburu envió una expedición para bajarlos.

De acuerdo a lo que comentaron, la idea fue de Álvarez, precisamente luego de leer una entrevista al suboficial Andrés López, artífice del proyecto y luego jefe de la custodia personal de Perón. Llevaron los bustos de tres kilos y medio de peso. 

Los andinistas rechazan este tipo de acciones. De hecho, en más de una oportunidad han arrojado por la pared sur cosas que han dejado en la cumbre del Coloso de América. No toleran la intromisión, amén de que es un parque provincial y área protegida.

"Hicimos un busto de fibra de vidrio y allí lo rellenamos con piedra. Y le pusimos una placa especial de aluminio que permite amurarlo al piso. Le pusimos piedras alrededor, que las fijamos con un pegamento especial. Está a salvo, creo , de las inclemencias del tiempo, y también del vandalismo de los montañistas", indicaron.

Precisamente entre los montañistas comenzó a circular la imagen de los representantes de ATE, ya que este tipo de acciones no son del agrado de todos los habituales de la montaña. De ahí, que en sus declaraciones destacaran que pensaron la instalación para mantenerlo a salvo de las personas que llegan a la cumbre.

Pero quizás el punto más importante es el pronunciamiento de alguna autoridad provincial, porque al tratarse de un parque provincial y un área protegida no se puede intervenir sin los permisos adecuados. Seguramente el resto de los sectores políticos tampoco estarán de acuerdo con que la cumbre de un espacio que representa a la provincia y que es conocido en todo el mundo, esté vinculado a un sector político específico.

Por ahora en el justicialismo y en algunos sectores gremiales ya comenzaron a militar la consigna para identificar a la montaña mendocina con el peronismo.

Esta nota habla de:
Más de Runrunes