Perlita: La Pampa también se opone a la minería en la cordillera de Guaymallén

Entre tantas quejas contra Mendoza, los pampeanos miraron mal el mapa. O pusieron sobre la mesa el que usó Alberto Fernández para definir las capitales alternas.

Al reclamo por el río Atuel, en los últimos años La Pampa fue sumando cuestionamientos contra Mendoza, haciendo de esa campaña una política de Estado. Basta con ver cómo se enseña historia hídrica en los colegios de esa provincia, o la cartelería pública que exhiben en las rutas.

Así, lo más recordado en los últimos años en la oposición de La Pampa a la construcción del dique Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, que desemboca en el río Colorado. "No a Portezuelo en manos de Mendoza", es el eslogan que aún hacen circular dentro y fuera de su provincia.

Además, en los últimos meses tomó cada vez más fuerza la oposición a cualquier cosa que intente hacer Mendoza. Así, recientemente se manifestaron en contra de la reactivación de Potasio Río Colorado y anticiparon que intentarán frenar el proyecto Hierro Indio, ubicados en Malargüe.

Los peronistas que picaron en punta para suceder a Righi en Lavalle

En este contexto, ahora sumaron una nueva queja, contra el proyecto minero Cerro Amarillo, un yacimiento de cobre que podría ser explotado por Mendoza, y cuya declaración de impacto ambiental para la etapa exploratoria recientemente se presentó en la Legislatura.

¿Qué es lo llamativo de esto último? Que para los pampeanos Cerro Amarillo está ubicado en la cordillera ¡de Guaymallén! Así se publicó en el principal diario de La Pampa, "La Arena", donde además señalaron que habría coincidencias entre fundaciones ambientalistas de ambas provincias.

Dice la publicación de "La Arena", al hablar de la presentación de la DIA: "Una exploración de los pórfidos de cobre de Cerro Amarillo, en un área cordillerana cercana a Guaymallén", cuando en realidad el yacimiento se encuentra en la cordillera cercana a la ciudad de Malargüe.

O bien no tienen idea dónde queda Cerro Amarillo o una explicación para haber cometido ese error es que se hayan basado en el mapa de "capitales alternas" que difundió Alberto Fernández al comienzo de su gestión: sobre un mapa, marcó "Guaymallén" sobre el departamento de Malargüe.

Esta nota habla de: