Las fotos del reencuentro de Alberto y Cristina, luego del escándalo de Olivos

El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde en Avellaneda la entrega de la vivienda número 20 mil de su gestión. "Estas casas dan alegría, trabajo y dignidad a quienes hoy comienzan a vivir en ellas", aseguró el mandatario que participó junto a la vicepresidenta.

El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde en Isla Maciel, en el partido bonaerense de Avellaneda, la entrega de la vivienda número 20 mil construida durante su gestión, en el marco de la presentación del Plan Hábitat Integral para la urbanización y capacitación laboral de vecinos de ese barrio que requerirá una inversión de 1.124.201.302 pesos y generará 790 puestos de trabajo.

El mandatario, que junto a la vicepresidenta Cristina Fernández, puso en marcha el Programa Nacional de Mejoramiento Barrial (Promeba) para la generación de obras de infraestructura de servicios, aseguró: "Estas casas dan alegría, trabajo y dignidad a quienes hoy comienzan a vivir en ellas".

Se trató, cabe contextualizar, de la primera vez que Alberto Fernández y Cristina Fernández se volvieron a ver, luego de la difusión de las imágenes de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos, donde el presidente y su entorno violaron las restricciones en julio de 2020.

"Hoy estamos entregando la vivienda número 20 mil y eso es mucho porque todo esto ocurrió en un tiempo donde el mundo se dio vuelta como consecuencia de una pandemia", explicó el presidente y agregó: "Había muchas personas que no podían esperar a que terminara esa pandemia para poder sobrellevar mejor este tiempo".

En esa línea, definió: "Estamos convencidos y seguros de que el Estado debe estar al lado de los más postergados porque si no, no hay forma de equilibrar la balanza, y a mí me llena de orgullo darles una casa a los que la necesitan", al tiempo que informó que parte de la estructura de las casas "fue construida por personas que están privadas de la libertad, para que aprendan un oficio y no sean estigmatizados cuando terminen de pagar por el delito que han cometido".

Acompañaron al jefe de Estado el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

La vicepresidenta, en tanto, señaló que programas como "las viviendas para los sectores medios, el Progresar, Procrear, Conectar Igualdad, la jubilación para las amas de casa, el estatuto y la ley para el personal que trabaja en casas de familia, el plan Qunita, y la inauguración de universidades" representan y "son los activos que tiene una sociedad en derechos y empoderamiento de hombres, mujeres, ancianos y niños" de todo el país.

El gobernador de Buenos Aires explicó que las obras en la Isla Maciel "son parte de la transformación y la mejora de la vida para los y las bonaerenses, sin mezquindad y sin oportunismo", y afirmó: "Nunca vamos a dejar a un argentino sin lo que necesita por cuestiones políticas o por cuestiones partidarias".

A su turno, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, explicó que "en el año 2015 en Argentina se pararon más de 100 mil viviendas que quedaron en un estado de sospecha, y había que resolver cómo reiniciar esos contratos", al tiempo que subrayó: "Pudimos hacer ley un proyecto que nos permitió reiniciar estas y otras casi 100 mil viviendas" en todo el país.

El ministro Ferraresi informó que como parte de las transformaciones habitacionales en la Isla Maciel "todos los pibes van a poder empezar a los 45 días a estar en el sistema educativo, y vamos a darles continuidad" a todos los programas "para seguir cumpliendo los sueños que tenemos", al tiempo que reflexionó: "Los vecinos merecían tener una vida mejor con políticas de igualdad".

Participaron también de la ceremonia la vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario; el diputado nacional, Máximo Kirchner; el intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff y Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán.


Esta nota habla de: