Los demócratas más cercanos a Cambia Mendoza crean su propio sector partidario

Se lanzó Cambio Territorial, la línea interna del PD con vocación frentista, que incluye a los demócratas que rechazan la salida de ese partido del frente Cambia Mendoza.

Los dirigentes del Partido Demócrata que no están de acuerdo con la decisión de esa fuerza de salirse del frente Cambia Mendoza, crearon un sector interno en el cual se referencian: "Cambio Territorial".

La sumatoria del lanzamiento del grupo incluyó a 70 dirigentes demócratas de 12 departamentos, bajo el liderazgo del diputado provincial Guillermo Mosso, una de las espadas más fuertes del PD e integrante de una de las familias históricas del partido, pero además, muy cercano a la gestión de Rodolfo Suarez, a pesar de la decisión de la dirigencia partidaria de alejarse del oficialismo mendocino.

"Reivindicamos la integración en el Frente Cambia Mendoza, nos reunimos en Luján para despedir el año y constituirnos como línea interna del Partido Demócrata con el nombre de Cambio Territorial", señalaron en un documento. 

En él, señalaron, textual e íntegramente:

Afiliados, dirigentes, presidentes departamentales, concejales y diputado del Partido Demócrata, nos constituimos en línea interna para oponernos con firmeza a lo decidido por las autoridades de nuestra institución. CAMBIO TERRITORIAL viene a expresar la voz de tantos mendocinos alarmados por el rumbo que el kirchnerismo le está dando a la Argentina y que, desorientados, no encuentran motivos que justifiquen la ruptura del PD con el Frente Cambia Mendoza, salvo meras disputas de poder. 

La pata liberal de Cambia Mendoza: quiénes estuvieron y qué se dijo 

No se puede especular con actitudes individuales y separatistas cuando la vicepresidenta quiere abolir la república por carta y pretende domesticar al Poder Judicial para zafar de causas judiciales por hechos de corrupción. 

No se debe debilitar ninguna construcción política opuesta al kirchnerismo y menos a gobiernos como los de CABA o Mendoza, que resisten los vengativos recortes de recursos y desiguales tratos en materia de ayudas económicas, sanitarias y de infraestructura, como nos ha sucedido con Portezuelo del Viento. 

El no sentirse partícipe de un frente no se resuelve con un portazo caprichoso. Las discrepancias con proyectos y medidas puntuales se discuten puertas adentro, buscando coincidencias con las otras fuerzas frentistas. El Partido Demócrata ha tenido históricamente un rol importante en la construcción de la Mendoza moderna. 

Hoy esa Mendoza le reclama al PD responsabilidad para evitar volver a las gestiones populistas que fundieron la provincia. Demanda no mirar en pequeño y desde la perspectiva de los intereses sectoriales. Nuestro sector quiere aportar ideas y voluntades. 

Los eventuales cambios en el gabinete de Suarez, atados a las elecciones

Entendemos que, bajo las actuales circunstancias políticas, nuestro querido PD no debe dar saltos al vacío o intentar quijotadas electorales fuera del Frente Cambia Mendoza. Mendoza resistió cerrar su economía frente al gobierno nacional que usó la cuarentena para disimular su improvisación y ha sido la primera provincia del país en abrir todas sus actividades. Legisladores mendocinos también dan batalla en el Congreso, en los partidos nacionales y los medios de comunicación. 

Mientras tanto, las autoridades del PD - contra la corriente -, intentan alineamientos solitarios que solo debilitan la trinchera contra el populismo, en la ilusión de querer ocupar el espacio que terceras fuerzas perdieron por su convergencia con el kirchnerismo, y con el riesgo de terminar siéndole útiles y funcionales. 

Una vez más nos reivindicamos en nuestra identidad como demócratas y entendemos el mensaje de la sociedad que reclama la unidad de la oposición, la que debe estar a la altura de las circunstancias para comprender que hoy en el país, están en juego la democracia y la República.

Esta nota habla de: