"Policía piquetera": el Polo Obrero desplegó su propio equipo de seguridad en Mendoza

Sorprendió esta mañana que militantes del Polo Obrero controlaran el tránsito del centro mendocino y brindaran seguridad a los manifestantes que marcharon.

Este jueves, junto a la marcha con cientos de personas por el centro mendocino del Polo Obrero, aparecieron militantes que ejercieron funciones de seguridad, custodiando la manifestación y hasta dirigiendo el tránsito.

Entre otras funciones, los integrantes de esta "policía piquetera" se instalaron en las esquinas que atravesaba la marcha para impedir el paso de vehículos, ejerciendo la función de un preventor, manteniendo intercambios para nada amables con los conductores.

Cada uno de estos "efectivos" de seguridad tenía en mano un handy, cual policías, y mediante este aparato recibían órdenes por parte de un "comisario" que no fue identificado. "Tenemos que recibir la orden", dijo una guardia ante la pregunta por la apertura del tránsito.

Ante esta situación, hubo demoras de hasta media hora para poder atravesar una calle determinada, como Colón, frente a la negativa de la militante a cargo de esa esquina de habilitar el paso.

¿Qué hacer ante esto?

Si bien las marchas del Polo Obrero son moneda corriente, especialmente el último año para pedir un aumento de planes sociales, este jueves tuvo la novedad de la "guardia urbana" que acompañó a la manifestación, ejerciendo funciones del Estado.

Ahora bien, ¿por qué no interviene la policía o preventores, ausentes este jueves en la manifestación? Y aquí, funcionarios vinculados al área, consideran que "el remedio sería peor que la enfermedad", hablando de la posibilidad de una eventual provocación de los manifestantes.

En efecto, consideran que el accionar represivo para evitar las manifestaciones y que haya militantes ordenando el tránsito, generaría un peor escenario. De hecho, uno remarcó: "¿Por qué te creés que no actúa un fiscal de oficio?".

Esta nota habla de: