Denuncian que en La Pampa las comisarías "no respetan ningún estándar"

Aseguraron que vieron "con mucha preocupación las comisarías" porque "hay muchas más personas alojadas que las que corresponden por la capacidad.

El Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) visitó la provincia de La Pampa e inspeccionó comisarías y lugares de encierro. Luego de realizar su tarea, los funcionarios nacionales informaron su "preocupación" a las autoridades del gobierno de Sergio Ziliotto y la Legislatura, como asimismo al Poder Judicial sobre las situación de hacinamiento en las comisarías y las malas condiciones de alojamiento que tienen las personas condenadas.

"Es la primera vez que venimos a La Pampa, es una de las provincias que nos faltaban inspeccionar", señalaron desde el organismo en diálogo con la prensa pampeana y agregaron que "no hacemos inspecciones por una cuestión concreta, sino que trabajamos en la prevención. Hacemos trabajo proactivo para prevenir situaciones de tortura. No ante una denuncia, sino antes de que se produzca una denuncia".  

La comisión federal que detectó las irregularidades en La Pampa.

Luego de realizar las inspecciones correspondientes, el Comité redacta un diagnóstico sobre la situación observada, que se vuelca en un informe que es enviado a los tres poderes del Estado para recomendar posibles soluciones, propuestas de políticas públicas, reformas de ley, programas.

En la capital de esa provincia, Santa Rosa, los inspectores recorrieron las Comisarías Primera, Segunda y Tercera, la Alcaidía, el Instituto Provincial de Educación y Socialización de Adolescentes (Ipesa), la Clínica de Psicopatología Imago y la Unidad 4. En General Pico, visitó la Comisaría Tercera, la Alcaidía y la Unidad 25 del Instituto Correccional Abierto. En General Acha inspeccionó la Alcaidía y en Toay la Comisaría Departamental. Además, se reunieron con autoridades provinciales, además de legisladores provinciales.

Escuchá la canción "Para regar La Pampa", de Polito en #TDLQP

Aseguraron que vieron "con mucha preocupación las comisarías" porque "hay muchas más personas alojadas que las que corresponden por la capacidad. Pero además hay muchos condenados cumpliendo sus condenas en esos lugares que no están preparados para ello porque son alojamientos transitorios".

Apuntaron -según informó el diario La Arena-  que "las comisarías no respetan ningún estándar ni ninguna de las recomendaciones de cómo deben ser los lugares de alojamiento provisorio". Explicó que la problemática fue informada a las autoridades quienes "reconocen el problema". En ese marco, mencionó otra dificultad y es que "la provincia no tiene sistema penitenciario propio, por lo que no depende de la autoridad provincial generar los cupos en el sistema federal". Asimismo, las autoridades "están dispuestas a encontrar una solución".

Esta nota habla de: