Encontraron ADN de uno de los rugbiers debajo de las uñas de Fernando

Se trata del perfil genético de Blas Cinalli, quien además quedó comprometido por los chats de su celular donde decía "lo recagamos a palos mal".

El juicio a los ocho rugbiers que mataron a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell tuvo este miércoles la declaración de varios peritos encargados de analizar rastros genéticos tanto en el cuerpo de Fernando como en distintas prendas que se secuestraron. Uno de los peritos declaró que encontraron ADN de Blas Cinalli, uno de los acusados, debajo de las uñas de la víctima. 

Blas Cinalli había enviado mensajes desde su celular a un grupo de WhatsApp llamado "El Club del Azote" donde relataba que "Nos sacaron todos los patovicas, lo recagamos a palos mal". 

Blas Cinalli, de remera blanca

El perito César Guida fue quien confirmó que se encontraron varios perfiles genéticos en las prendas de Báez Sosa, es decir que hubo varios atacantes. Pero también declaró que encontró rastros genéticos bajo la uña del dedo meñique izquierdo de la víctima y que ese ADN corresponde al de Blas Cinalli. 

El expediente marca que de la muestra 814.122 del caso, el hisopado al meñique izquierdo de la víctima, "se obtuvo un perfil mezcla en el que se advierte coincidencia con el perfil de la muestra 814.7", que pertenece a Blas Cinalli.

La fiscal Verónica Zamboni, explicó que "denota que la víctima al defenderse durante la agresión lastimó a Blas Cinalli, quedando material genético de éste en un dedo meñique, lo que contrasta claramente con las lesiones que presentaba Cinalli el día del hecho, lesiones éstas constatadas por el reconocimiento".

Los peritos también declararon que la sangre que había en la zapatilla izquierda de Thomsen no fue analizada en laboratorio debido a que era muy escasa. En ese caso, la zapatilla incriminó a Thomsen por la huella que dejó en la cara de Fernando y que sí se comprobó que no había podido ser de otro calzado. 

El fundador del club de los rugbiers dijo que Fernando murió por "accidente"

La presencia de ADN de Cinalli lo complica en el juicio dado que la querella intenta establecer que los ocho acusados participaron de la golpiza de forma premeditada y organizada, por lo que el abogado de los padres de Fernando pide la reclusión perpetua para todo el grupo. 


Esta nota habla de: