Di Pace: Cómo y cuándo se empezaría con una dolarización

El economista Damián Di Pace explicó los movimientos económicos de los últimos días y cómo deberán reconvertirse algunas provincias para poder ser viables, además de explicar los pros y las contras de la dolarización.

Javier Milei insiste desde hace algunas semanas en aplicar su plan de dolarización en el próximo semestre y muchas provincias sacan cuentas para poder cerrar sus propios números. El economista Damián Di Pace habló con Gabriel Conte y equipo en el programa "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9 y analizó la realidad de las provincias, además de explicar los pros y contras del plan del presidente.


El consejo de Steve Forbes a Javier Milei: "Dolarice ya"

En general, el economista señaló que ven 'una caída económica fuerte en el primer semestre' y que 'no tienen expectativas positivas en el corto plazo': "Creo que la Ley Ómnibus, para el mediano y largo plazo, deja arrastrando varias necesidades de cambios estructurales que tiene Argentina. Esa ley ahora tendrá que ser una ?Ley Tren', en donde el gobierno va a tener que negociar vagón por vagón y cambiar su estrategia en cuanto a su coalición de gobierno para lograr avances. Seguramente el último trimestre habrá un crecimiento, pero después de una caída tan fuerte, será un rebote".

Sobre las provincias, Di Pace explicó que algunas se han inclinado por el impuestazo, como la provincia de Buenos Aires en donde el impuesto inmobiliario ha aumentado hasta un 300%: "La provincia de Buenos Aires fue la que mayor nivel de giros discrecionales tuvo el año pasado. El 9,5% de sus ingresos era levantar el teléfono y llamar a Nación. Los argentinos empezamos a tomar conciencia que cuando le giraban la plata, era emisión monetaria y lo pagábamos todos en las góndolas para bancar las deficiencias de las cuentas fiscales de las provincias. Se empieza a transitar un problema con fuerte falta de recursos en esas provincias, porque venían del mago Banco Central, con la ilusión que siempre se puede imprimir y solucionar el déficit. Ahora el problema es grave porque no tienen las transferencias ni el mismo nivel de coparticipación por la caída del impuesto a las ganancias, que es lo que veíamos en el Congreso en donde querían participar otro impuesto para compensar la caída de recaudaciones", explicó el economista, marcando que algunas provincias tenían entre un 59 y 65% de sus ingresos provenientes de Nación y que el empleo público aumentó un 33%: "El impuesto PAIS en enero creación un 1235%en su recaudación por eso fueron a buscar ese impuesto. Ganancias cae por que cae la actividad, lo mismo el IVA".

Di Pace explicó que a Milei no se le va a salir la idea de la dolarización de la cabeza y que eso generará ciertas tensiones: "En Ecuador se hizo abruptamente, de un día para el otro y el salario mínimo vital y móvil llegó a mínimos de 75 dólares. Después el PBI ecuatoriano creció y hoy está en 475 dólares, muy por encima del nuestro. Dolarizar no soluciona todos los problemas, soluciona el más importante de la Argentina hoy, que es la inflación, pero no soluciona equilibrios fiscales, la situación macroeconómica. Javier Milei quiere sacarle la facultad a quien venga de emitir", señaló, a lo que agregó: "Tenés que tener siempre balanza comercial superavitaria, sino no ingresan dólares. Lo bueno es la estabilidad de precios, eliminar riesgos cambiarios, facilita el comercio internacional, menos volatilidad financiera, mayor financiamiento y crédito local e internacional porque entrás en la tasa norteamericana que es del 4%, mayor confianza en la moneda, se reduce la especulación cambiaria".

Como punto negativo, el economista marcó la pérdida del control monetario y el debilitamiento frente a los shocks externos: "Muchos recordarán el efecto tequila y el efecto caipirinha. Eso destrozó a la convertibilidad, porque Argentina perdió competitividad en los mercados y quedó mal parado porque empezás a tener balanza comercial deficitaria, teniendo que llamar al FMI todos los años para que gire fondos para cubrir nuestros déficits, sumado al aumento de la presión tributaria. Eso pasó en Ecuador, que tuvo dos defaults y Correa incrementó la presión tributaria porque no podía imprimir. No se solucionan todos los problemas con dolarización, tiene virtudes y son las que buscamos en este momento, pero ojo en el mediano y largo plazo porque una vez que dolarizás, no hay vuelta atrás", señaló a lo que agregó que Javier Milei no quiere que el día de mañana vuelva a haber una devaluación asimétrica.

Finalmente, Di Pace concluyó que, según su punto de vista, es probable que haya un paso previo: "Creo que va a haber un paso por una neoconvertibilidad con libre circulación de monedas cuando se levante el cepo. Para mí no vamos a una dolarización directa, las monedas son muy importante, es lo que tenemos como parámetro para transar nuestros bienes y servicios, para ahorrar, para generar unidad de cuenta que nos permite administrar todo el proceso comercial y empresario".

Esta nota habla de: