El Gobierno sacó dos 10 en Economía, pero igual se la lleva a marzo

El déficit fiscal primario, según la estimación de Analytica, este año será de 8%. Pero sumando los pagos de la deuda llegará al 9,6%. La caída del PBI, según sus proyecciones, podrá llegar inclusive al 11%.

Marcelo Cantón

"Nunca se había dado este doble 10", dice Ricardo Delgado, de Analytica. Se refiere al cierre de la economía para este año, que será con una caída del PBI y con un déficit fiscal total (primario más pago de la deuda) que en ambos casos rondará esa cifra.

El déficit fiscal primario, según la estimación de Analytica, este año será de 8%. Pero sumando los pagos de la deuda llegará al 9,6%. La caída del PBI, según sus proyecciones, podrá llegar inclusive al 11%.

"En ninguna otra crisis económica se dio una combinación de este tipo -agrega Delgado-. En el Rodrigazo, el déficit era del 12%, pero la economía caía 1%. En Malvinas, el PBI caía 6% y el rojo fiscal era de 5%. En el 89 era mayor el retroceso de la actividad, con 7%, pero el déficit era de 3%. Y aún en la crisis del 2001, cuando la economía retrocedió 11%, terminó habiendo superávit fiscal".

Esa combinación es la que agrega dificultad a la salida de la crisis actual. Y uno de los desafíos es resolver la ecuación que generó el propio Gobierno al intentar compensar ambos 10 con emisión monetaria que solventa el déficit fiscal y subsidia sectores sociales y económicos para amortiguar la caída de la actividad.

Mirando hacia adelante, Delgado ve un Gobierno que apuesta a reducir esos 10 a la mitad. "En el equipo de Martín Guzmán -señala el economista-, dicen que el año próximo el déficit será la mitad de este año, con lo que rondaría 4 o 5 por ciento". "Y nosotros estamos previendo para 2021 un crecimiento de la economía de 5 o 6 puntos, también la mitad de la caída de este año".

Una economía que crezca a ese ritmo no logrará recuperar la caída del 2020. Un déficit de 4 o 5 puntos tendrá aún el enorme desafío de cómo financiarlo. Y todo eso matizado con la urgencia de renegociar con el FMI, con el que hay vencimientos por más de US$ 10.000 millones el año próximo, y que mirará con lupa todas estas cifras.

"El Gobierno tiene la posibilidad de estabilizar la economía en una inflación de alrededor del 30%, pero para eso hacen falta señales claras", agrega Delgado. Ahí se engloban desde cómo se absorben los pesos emitidos a cómo se ajustan las jubilaciones en el futuro, desde cuántos IFE se transforman en asignaciones permanentes a qué pasa con los subsidios a las tarifas. Temas más que espinosos en un 2021 que será año electoral.

"Lo peor de la crisis ya pasó, pero la recuperación será una agonía", define. Para el Gobierno, un examen duro, como aquellos marzo de la escuela secundaria.

Esta nota habla de: