Mendoza, una de las más afectadas del país por las heladas

Las bajas temperaturas de noviembre causaron pérdidas en 40 mil hectáreas de producción de uva. Tucumán, Catamarca, San Juan y Neuquén también presentaron daños.

Mendoza es una de las provincias más afectadas del país por las heladas tardías. Las bajas temperaturas causaron importantes daños en la producción de uvas, y más de la mitad de la zona afectada sufrió pérdidas del 100%.

Una nueva helada para productores y trabajadores mendocinos: los anuncios de Massa

De acuerdo a la Dirección de Contingencias Climáticas, las heladas del 1 de noviembre afectaron alrededor de 40.000 hectáreas, de las cuales 24.000 tendrían pérdidas de 100%.

El ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, estimó las pérdidas en "más de $4.500 millones" y manifestó su temor a la posibilidad de que los problemas climáticos persistan.

Las heladas tardías causaron grandes pérdidas.

"Nos quedan cinco meses para sufrir a ver si tenemos otra contingencia", señaló, debido a que la vendimia recién empieza en los primeros meses del año y se extiende hasta marzo y abril.

En la zona de Valle de Uco y Oasis Sur mendocino se estiman "daños del 70%, aunque hay fincas en las que se perdió la totalidad de su producción, otras a las que impactó parcialmente y otras que casi no fueron afectadas", estimó el enólogo Jorge Rubio.

San Juan es otra de las provincias que se vio afectada y desde la Federación de Viñateros indicaron que las medidas fiscales y crediticias anunciadas por el Gobierno a comienzos de semana son insuficientes.

Neuquén también sufrió pérdidas de unas 5.100 hectáreas que significan 62 millones de kilos de frutas de carozo, pepita, frutos secos y hortalizas.

De acuerdo al informe preliminar de afectación de cultivos, "el porcentaje de pérdida promedio ronda un 39% y se prevé una situación crítica en los establecimientos que se dedican a estos cultivos", indicó el gobierno neuquino.

En Catamarca se contabilizaron aproximadamente 1.700 hectáreas afectadas de vid y 250 de nogal. En algunas zonas las pérdidas rondaron el 70%, mientras que en Tucumán, los daños en los viñedos fueron superiores al 80%.



Esta nota habla de: