Mauricio Lorca y "el error de hacer vinos al gusto de los críticos"

Ignacio Borrás, el "vendimiador móvil" por el mundo a quien la pandemia lo dejó quieto, luego de sus crónicas desde Europa empezó una serie de diálogos con enólogos para Memo y los trae en primera persona. Hoy, Mauricio Lorca.

Ignacio Borrás

¡Buenas a todos! Esta semana tengo el agrado de poder compartir con ustedes la entrevista realizada a Mauricio Lorca, enólogo de Bodegas y Viñedos Mauricio Lorca. La misma se encuentra ubicada en el distrito de Perdriel, Luján de Cuyo, a sólo 30 minutos de la ciudad de Mendoza.

- Mauricio, contamos cómo fue que decidiste estudiar enología.

- En realidad yo iba a estudiar medicina, de hecho tenía el preuniversitario de medicina aprobado y en una de las últimas semanas del colegio secundario fueron a darnos una charla alumnos de la Universidad Don Bosco sobre la carrera de enología y para mí fue revelador eso. Si bien yo soy de Rivadavia y me crie viendo la vitivinicultura no se me había despertado esta pasión hasta esa charla, podrás imaginar que mi mamá cuando se entero casi me mata, jaja

Mauricio Lorca.

- ¿Tuviste alguien que hayas considerado un mentor?

- Si hablamos de mentores me considero alguien con mucha suerte, empezando porque el primero que me dio trabajo a mi fue Mariano Di Paola en la bodega La Antonia, luego de eso Jose Galante me dio la oportunidad para trabajar en Bodega La Esmeralda junto a Pedro Marchesvsky, Mariano Di Paola y estaban asesorando Jack Lurton y Paul Hobbs

- ¿Si que te llevaste de cada uno de esos mentores?

De Mariano Di Paola que fue el primero en abrirme las puertas para trabajar en una bodega, de Pedro Marchevsky aprendí mucho sobre el manejo de los viñedos y de Jose Galante creo que a ser muy minucioso en mi forma de trabajar y elaborar vinos.

- Aparte de ellos, ¿tenés alguien más?

- No me gustaría olvidarme de la familia Arizu, ellos me abrieron las puertas en Luigi Bosca para trabajar y aprendí muchísimo también deje mucho, pero fue mucho más lo que aprendí que lo que deje. Por eso no puedo dejar de estar agradecido a Raúl y Roberto Arizu.

- Hablando un poco más de vos, si tuvieses que elegir una palabra que te identifique a la hora de elaborar un vino, ¿cuál sería?

- Mi estilo de vinificación pasa por el respeto de las condiciones agro-ecológicas y naturales que tiene la Argentina, tratar de resaltar la fruta, si bien me gusta mucho trabajar con madera me parece súper importante el respeto por las características organolépticas de las variedades y las variantes que pueden dar los distintos terruños de Mendoza. Por lo que sin dudas seria el respeto la palabra.

- ¿Qué opinión tenes de los periodistas críticos del vino?

- La opinión de los especialistas, o los que se hacen llamar especialistas en vino, tienen una particularidad y es que ayudan a la gente a orientarse en que comprar. Pero desde mi punto de vista creo que es muy difícil que una persona o crítico determinado pueda decidir por los gustos y paladares que tienen los consumidores, por lo tanto si bien pueden ayudar en la comercialización no los veo tan relevantes. Creo que lo más importante es lo que opina la gente del vino, y sobre todo en qué momento es consumido el vino.

- ¿Creés que los vinos de Argentina apuntan a complacer más a unos críticos que a otros?

- Desde mi punto de vista tuvimos un error en algún momento que fue hacer los vinos en base a los gustos de Parker, definir un estilo que de alguna manera uniformaba la calidad y perdíamos identidad.

- ¿Y hoy, cómo ves la industria vitivinícola?

- Hoy pienso que la vitivinicultura en Mendoza viene viviendo varios procesos, yo recuerdo en la década de los 90 cuando se invirtió mucho, se trajo tecnología de afuera, se replantaron viñedos y mejoramos la estructura vitícola, con la aparición del riego por goteo logramos desarrollar el piedemonte del Valle de Uco. Hoy creo que nos encontramos en un momento difícil porque la situación macro económica del país no nos ha beneficiado hay falta de créditos y las tazas tan altas nos ha complicado por lo que no veo una industria tan pujante como en las décadas anteriores como por ejemplo del 2001 al 2011 tuvimos crecimientos astronómicos y en el mercado de exportación parecía que no teníamos un techo. Pero si veo de positivo que hay un crecimiento muy grande en cuanto a la calidad de los profesionales (enólogos, agrónomos, comerciales) y veo un mejor posicionamiento de la Argentina dentro de otros mercados.

- ¿A futuro como ves la vitivinicultura de Argentina?

- Tenemos, creo, dos escenarios distintos, el más inmediato es que nos hemos dado cuenta que el mercado interno tiene un gran potencial, y la gente nos eligió durante esta pandemia que estamos viviendo por sobre otras bebidas, por lo que tenemos que trabajar más en ser muy eficientes y seguir mejorando la calidad del mercado interno. Y en cuanto al mercado externo tenemos muchísimo potencial de crecimiento (podríamos triplicar o cuadruplicar) siempre y cuando las condiciones macro económicas también colaboren en que podamos mantener las relaciones comerciales a largo plazo. Y en el escenario del manejo de los viñedos, procesos de elaboración, eficiencia y calidad creo que estamos preparados y todos los mercados nos aceptan por lo que tenemos un buen futuro siempre y cuando el país nos acompañe.

- Hablando de mercado interno, ¿cuál creés que es la forma de ganar consumidores?

- A los consumidores para ganarlos hay que trabajar y mucho. Hoy tenemos consumidores que están aprendiendo mucho y eso los hace cada vez más exigentes y esto hace que nosotros tengamos que estar más atento a las nuevas tendencias. Me parece que el estilo de los vinos más frescos, frutales, más fáciles de beber nos ayudaría a ganar un segmento de consumidores que hoy en día no los tenemos tan captados, por ejemplo, en el rango de los 25 a los 35 años la gente hoy elige otras bebidas porque no encuentra vinos adecuados para los momentos de consumo que tienen estas edades. Por lo que tenemos que ganar ese espacio sobre otras bebidas en esas edades.

- Aparte de la botella, ¿cuál crees que sería un buen formato para vender vino?

- Dentro de los formatos llamativos nuevos que hay, estoy convencido de que el consumidor va a adoptar con fuerza es el bag in box, la botella ya está totalmente consolidada y este nuevo formato vendría a cubrir una necesidad desde el punto de vista logístico como de costos.

- ¿Por qué creés que es el formato que tiene más futuro?

- Porque el consumidor tiene la opción de llevarse entre cuatro y siete botellas por un precio muy accesible y por otro lado este formato bien manejado en tema logístico es súper practico.

- Mauricio, hablanos un poco de la bodega.

- Bueno Bodegas y Viñedos Mauricio Lorca tiene una connotación muy especial ya que nos basamos en un equipo de trabajo interdisciplinario que cumplen un montón de roles siempre basándonos en la coherencia y el sentido común. Vinos de grandes calidades con buena relación en el precio, consistencia a largo plazo, protocolos, certificaciones de calidad. Basamos la empresa en eso, entonces las personas cumplen un rol muy clave en la bodega y esto nos ayuda a tener un proyecto a futuro, nosotros cubrimos todos los aspectos desde el viñedo hasta la comercialización, y perseguimos un estilo único y sin copiar otras ideas y sin pensar que otros lo hacen mejor sino que somos fieles a nuestra filosofía.

- Ahora contanos sobre los vinos que vamos a degustar.

- Los vinos que elegí para esta degustación son los de la línea Opalo, esta línea fue con la que yo lance la bodega al mercado. Responden a un estilo muy particular, que si bien hoy está un poco mas difundido, en ese momento éramos los únicos que hacían vinos de alta gama sin madera, son vinos donde se respeta mucho el terruño, la tipicidad varietal por sobre todo y poseen grandes concentraciones y de una buena posibilidad de guarda, y creo que tienen una relación precio calidad muy buena.

DEGUSTACION:

LORCA "OPALO" SYRAH

100% Syrah, Vista Flores, Valle de Uco.

SIN PASO POR MADERA:

VISTA: Color rojo violáceo con tonos rubí, brillante, de lágrimas finas de caída rápida.

NARIZ: Aromas muy expresivos a menta, por detrás encontramos frutas como frambuesas y arándanos, y frutos negros.

Boca: entrada un poco acida pero agradable, posee una acides constante que nos transmite frescura, de buena estructura y suavidad.

OPINION PERSONAL: bien expresada la tipicidad del varietal, en nariz súper aromático, un vino que no necesita abrirse con mucha anticipación, en boca aparecen algunas de las características que encontramos en nariz. Una acidez interesante pero agradable y a pesar de que no posee paso por madera sorprende su prolongado sabor final.







LORCA "OPALO" CABERNET SAUVIGNON

100% Cabernet Sauvignon, Vista Flores, Valle de Uco.

SIN PASO POR MADERA.

VISTA: Color rojo granate con tonalidades violáceas, brillante, de lagrimas finas de caída lenta.

Nariz: aparecen muchas especias, sobre todo la pimienta, por detrás encontramos pimientos maduros y cerezas.

BOCA: Entrada media dulce pero equilibrada, taninos expresivos, acidez muy agradable que ayuda a sentir su frescura, encontramos de vuelta la cereza mencionada en nariz.

OPINION PERSONAL: sorprende la frescura para ser un Cabernet, se nota la calidad de la uva utilizada ya que encontramos un vino fresco pero concentrado, de una acidez muy agradable, en boca encuentro una explosión de fruta increíble que después deja paso a sabores como pimientos asados. Creo que es un vino ideal para acompañar carnes asadas o para un buen chocolate.





LORCA "OPALO" MALBEC

100% Malbec, Vista Flores, Valle de Uco.

SIN PASO POR MADERA.

VISTA: Color rojo profundo con tonos violáceos, brillante, de lagrimas gruesas de caída rápida.

NARIZ: Muy expresivo, aromas a ciruelas, frambuesas y cassis, por detrás encontramos aromas especiados como pimienta negra y clavo de olor, finalmente pero en menor medida aromas florales.

BOCA: Entrada equilibrada, acidez agradable que nos da frescura en boca, gran concentración de sabores, donde lo primero que aparece es la ciruela y la pimienta, un final de boca agradable y de persistencia media.

OPINION PERSONAL: Buen ejemplo de Malbec de Vista Flores, nos encontramos con un vino muy redondo y elegante a pesar de su falta de madera, lo que lo convierte en un vino muy fresco y fácil de tomar, ideal para acompañar pastas o arroces.

AGRADECIMIENTO:

Quiero agradecer a Mauricio que se tomo el tiempo estando en España para que pudiéramos realizar la entrevista para conocer un poco mas de él y sus opiniones, destacar también la excelente atención a la hora de hacerme llegar las muestras a degustar. Creo que los vinos son muy interesantes para probar algo distinto y coincido con él a la hora de hablar de vinos con grandes calidades sin paso por madera.

SALUD Y HASTA LA SEMANA QUE VIENE!!!

IGNACIO BORRÁS

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?