Oficial: los accionistas de Impsa le abrieron las puertas al Estado

La asamblea votó a favor de emitir nuevas acciones por U$S20 millones. Los actuales dueños no las compraron, por lo que finalmente se ofrecerán al Gobierno nacional y la Provincia. Se da por descontado habrá aceptación en Casa Rosada y que Mendoza aportaría una suma mucho menor.

Tal como se preveía, la asamblea de accionistas de Impsa que se realizó este martes resolvió ampliar el capital de la empresa en U$S20 millones. Asimismo, como ninguno de los actuales dueños de la empresa quiso quedarse con el nuevo paquete de acciones, las mismas se ofrecerán al Gobierno nacional y a la Provincia de Mendoza.

El nuevo paquete de acciones significa además ampliar el directorio de Impsa: actualmente son 3 los integrantes y pasarán a ser 7. Por lo tanto, quienes aporten los recursos que pidió la compañía (20 millones de dólares) serán mayoría (4 de 7 directores) y pasarán a tener el control de la metalúrgica.

La decisión de la asamblea de accionistas fue comunicada este martes, después de las 16, a la Comisión Nacional de Valores (CNV). "Este aumento de capital constituye el tercer hito previsto en el 'Plan de Recomposición de la Estructura de Capital' lanzado el año pasado por IMPSA", señalaron en el comunicado.

Asimismo, manifestaron que vendrá "un cuarto hito, a implementarse dentro de los 18 a 24 meses desde la capitalización que aquí se anuncia: la cotización y listado de las acciones de IMPSA, a fin de posibilitar a los actuales Beneficiarios de los Fideicomisos de Acciones de la Sociedad la venta de sus tenencias en el mercado".

Lo más probable es que el ofrecimiento de acciones sea aceptado por Mendoza y/o Nación, por lo que 4 de los 7 directores que tendría la compañía serían designados por el estado provincial y/o nacional. Aquí, extraoficialmente, Mendoza aportaría una pequeña porción del dinero requerido por Impsa y el resto lo haría Nación. 

En este escenario, además, el papel de la familia Pescarmona quedaría más reducido aún: el 35% actual que tiene de la compañía quedaría por debajo del 15% (hasta ahora ponía a un director de 3; en el nuevo escenario seguirá siendo uno, pero de un total de 7).

Desde Casa Rosada comprenden la magnitud de la empresa y lo que representaría el eventual cierre para el sector metalmecánico, ya que de Impsa dependen cientos de pymes. Al respecto, el año pasado, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, lanzó un plan de ayuda para pagar salarios que prácticamente fue hecho a medida de Impsa. Y cuando la empresa estuvo a punto de ser vendida en 2020, intentaron frenar la operación.

Si la propuesta es aceptada por el Estado, que ya cuenta con participación a través del BICE y el Banco Nación, Impsa quedaría con un esquema similar al de YPF: una empresa privada con mayoría de acciones estatales. Sin embargo, desde el sector comparan el virtual escenario con el esquema del Invap: una empresa de alta tecnología bajo control estatal, principalmente la Provincia de Río Negro.

Respira Impsa: los acreedores aceptaron la reestructuración de deuda

En 2020 hubo interés de algunos empresarios locales y empresas internacionales en quedarse con Impsa (el plan A de la empresa, para sobrevivir a la crisis que comenzó en 2014, era vender), lo que generó incertidumbre por el rumbo que adquiriría la metalúrgica, especialmente en manos extranjeras. La decisión, finalmente, fue reperfilar la deuda de la empresa con la emisión de nuevos bonos, cuya oferta ya fue aceptada, y ampliar su capital en U$S20 millones.

Con la emisión y venta de estas acciones, Impsa podría volver a competir a nivel internacional. Desde la empresa remarcan que U$S20 millones no es un número caprichoso, sino el capital que requieren para que la firma sobreviva. Hay varios proyectos en vista, desde Estados Unidos, donde la compañía mendocina se focalizaría en grúas portuarias, incluidos trabajos proyectados en Brasil, como el mantenimiento de una represa que cuenta con cerca de 50 turbinas. Actualmente, continúan produciendo para Yacyretá y siguen desarrollando un reactor nuclear para Atucha.

Lo resuelto este martes:

Más de Economía