Clase media: los requisitos para postular a una de 60 viviendas disponibles del IPV

La forma de acceder es simple: registrarse, simular una cuota y completar un formulario de inscripción a través de ticket de contacto.

Con un esquema mejorado de financiación y un aporte mayor por parte del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), hay 60 viviendas disponibles hoy para ser habitadas por familias mendocinas. 

Están ubicadas en el Gran Mendoza. Hay 4 en Guaymallén, 28 en Las Heras y 30 en Godoy Cruz. Otras 90 se encuentran en etapa de preadjudicación, es decir que los postulantes han avanzado con la entrega de documentación y están siendo evaluados por el IPV para resolución final.

La forma de acceder es simple: registrarse, simular una cuota y completar un formulario de inscripción a través de ticket de contacto.

A mediados de 2021 finaliza el convenio con el Banco Nación, y el IPV replantea el esquema de financiación. Ahora ,la participación es hasta del 60% del IPV y hasta el 40% de la empresa. El postulante debe aportar $500.000 al IPV y un mínimo del 20% del valor total de la vivienda al desarrollador (empresa) para acceder al programa.

Las personas interesadas se inscriben a través del sitio del IPV. Previo a la postulación, debe realizarse una simulación del crédito, tomando los ingresos y aporte inicial en base al costo de la vivienda elegida detallada en el sitio de internet. 

Una vez presentada la solicitud, las empresas evalúan la documentación para confirmar que cumpla con los requisitos financieros. Pasada esta etapa, el IPV evalúa a los postulantes tanto en lo social como en lo financiero.

Aprobados todos los pasos anteriores, la empresa contacta al postulante para acordar el monto inicial que aportará. El boleto de compraventa entre el postulante y el desarrollador, y los mutuos hipotecarios con la empresa y el IPV, es el próximo paso para llegar a la firma de las escrituras y entrega de las llaves a los nuevos propietarios.

Una vez recibida la vivienda, comienza el recupero del crédito. El plan de pago está compuesto por el monto a devolver a la empresa (según el aporte inicial que haya efectuado) y el monto a devolver al IPV. La incidencia de la cuota sobre los ingresos familiares no puede superar el 25% en un plazo no mayor a 20 años. Para la actualización de las cuotas se toma el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Esta nota habla de: