Un formoseño enamorado de Mendoza, que hace vinos de autor

Se llama Germán Giménes Omil y tiene un historia muy particular, que la contó a Memo en Rosario. La historia de su emprendimiento, las características de sus vinos y qué une a Mendoza con Formosa.

Germán Giménez Omil es formoseño, se recibió de enólogo en Mendoza y después de varias visitas a otros países logró sacar su propia producción de vinos con su estilo personal. El vino tendió un puente entre Formosa y la provincia en la que estudió su carrera y ahora busca más mercados con una línea de vinos de autor que se producen en la bodega que lleva su nombre y que está instalada en Junín, con viñedos allí, en "El jardín de Mendoza" y en la vecina Rivadavia.

No ha parado un minuto desde que inició el negocio y el optimismo es su marca. De hecho, Memo lo encontró ofreciendo sus vinos para degustar nada menos que en la cumbre de inversores que se realiza en Rosario, la Einros19. "Me vine a Rosario porque quiero meter los vinos acá y acá estoy", lanzó con espontaneidad.

La historia de su emprendimiento, las características de sus vinos y qué une a Mendoza con Formosa, en el video de abajo:

Esta nota habla de:
Más de Economía