Foro sobre vino y salud: "Por un mundo con menos whisky y vodka, y más vino"

Seguí desde aquí las instancias del encuentro entre los más diversos sectores de la vitivinicultura de Argentina y Europa, en defensa del vino como alimento y sus aportes a la salud.

Se realiza un encuentro de la vitivinicultura argentina con referentes del vino de España, Italia y Francia para referirse a su importancia para la salud.

Son parte del Foro Internacional el ministro de Economía, Enrique Vaquié, la ministra de Cultura y Turismo, Nora Vicario; Eduardo Sancho, de Acovi; Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro; Martín Hinojosa, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, la vicerrectora de la Universidad Maza, Amalia Salafia; el chef internacional Lucas Bustos; la presidenta de AHEGA, Beatriz Barbera y el médico Sergio Saracco.

Si no podés ver el video arriba, hacé clic aquí.

Las palabras de apertura desde Mendoza, en La Enoteca, estuvieron a cargo del presidente de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Fecovita, Eduardo Sancho y del ministro Enrique Vaquié. Ambos valoraron el encuentro y lamentaron las circunstancias internacionales en las que se desarrolla el encuentro y la Vendimia mendocina.

El punto focal de las exposiciones pasaron por la intención de la Comisión Europea de etiquetar al vino como a los cigarrillos, señalando que es "peligroso para la salud", batalla que se ganó recientemente, ya que el vino es considerado un alimento. Así lo subrayó Joel Castagny, presidente de Cordier by Invivo de Francia.

 

Castagny señaló que ya en Francia, uno de los principales productores de vino del mundo, está prohibida la publicidad en el mismo paquete en el que entran las drogas, alcohol y tabaco. "Hay que separar el vino del alcohol", señaló. "Hacen una agrupación perjudicial y tenemos que demostrar la dieta del Mediterráneo, que incluye legumbres, frutas, queso y un vaso de vino y representan una costumbre saludable", dijo.

Además, indicó que que hay que resaltar el aspecto cultural del vino y como tercer punto, que el vino no solo no es perjudicial, sino que consumiendo 10 grados de alcohol una vez por día puede ser beneficioso para la salud.

Castagny, además, alertó que la Comisión Europea puede volver a intentar etiquetar como perjudicial el consumo de vino.

"No lograron cortarnos la cabeza..."

Desde España, Xavi Farre, presidente de la Cooperativa Cevipe, señaló que la Comisión Española, al pretender incluir al vino entre los productos tóxicos, "quiso cortarnos la cabeza". Seguidamente, reflexionó: "No lograron cortarnos la cabeza, pero nos cortaron un brazo, porque ya vendrán mayores tasas", indiciación que hizo porque no han sacado al vino de ese concepto malicioso aunque se consiguió que no lo etiqueten como a los cigarrillos.

Señaló: "Terminaremos festejando que solo nos cortaron el brazo", por lo cual reclamó defender la cultura del vino.

Hizo un llamamiento para que no se caiga en la banalización de hacer creer que el vino es algo tóxico. "Hay que saber que todos los abusos son peligrosos, y con el vino también, pero siempre estuvo la intención en el mundo del vino de hacer esa advertencia".

"Si el mundo tuviera menos wiskhy y menos vodka, y más vino, funcionaría mejor", coronó su intervención.

Beatriz Barbera y la búsqueda de la gastronomía identitaria de Mendoza

La presidenta de la Asociación Hotelero Gastronómica de Mendoza, Beatriz Barbera, contó que en los foros de discusión para la búsqueda de "la receta" mendocina, surgieron divergencias, pero la coincidencia estuvo en el maridaje entre productos del campo y su maridaje con el vino y sus distintas versiones.

"Aquello que es un orgullo para Mendoza tiene sentido si lo compartimos", explicó, al fundamentar el vínculo de gastronomía y vitivinicultura, "porque la gente viene a comer y beber, junto a los paisajes, la historia sanmartiniana y el esfuerzo del agua en este desierto", dijo.

"No podemos dejar que nos arrebaten el vino señalándolo como 'perjudicial'", lanzó Barbera. "Si nos comemos tres kilos de helado también será perjudicial. El equilibrio es bueno. Es educación, libertad y responsabilidad", sentenció.

Lucas Bustos: "No se puede separar al vino de la cocina"

El reconocido chef Lucas Bustos, que tiene un pie en Mendoza y otro en Europa, dijo que "tengo la oportunidad de atender varios restaurantes en muchos países". En ese punto, sostuvo que "cualquiera que pone una bodega de inmediato piensa en abrir un restaurante, piensa en compartir".

Qué dijo:

- "Somos un gran destino. Tenemos una industria que trabajó muchísimo para dejarnos como opción: tenemos hoteles, restaurantes, bodegas, aeropuerto. Hay una gran posibilidad dentro del país y a nivel Latinoamérica".

- "El vino y la cocina comparten tiempo y lugar. Mendoza tomó la autopista del vino para desarrollarse en la cocina. Se posicionó el vino a nivel internacional y los cocineros acompañamos ese éxito de la manera más digna posible".

- "Es fácil conseguir la receta de un restaurante de Japón, pero lo único que te hace distintos es el pedacito de tierra, el terruño. Está allí la historia del hombre que hizo el vino que llega a la mesa. Y la cocina también ha empezado a contar esas historias".

- "El vino, como la cocina, tiene la capacidad de trascender en el tiempo, porque nos pega directamente en la emoción: te acordás del vino que tomaba tu viejo tu abuelo; te acordás de la cocina de tu vieja o tu abuela y tratás de pasárselo a tus hijos. Tenemos que sostenerlo: nos une y nos transforma en familia".


Esta nota habla de: