Oh, juremos con gloria morir

El insulto a la bandera argentina que protagonizó en 2013 Justin Bieber y el respeto que se debe exigir, en el análisis y la opinión de Santos Isgro.

Santos Isgro

No es necesario morir para respetar la memoria de Manuel Belgrano y Vicente López y Planes. Es suficiente amar y respetar la Patria y su insignia con el corazón y evitar la farsa (cuando nos vemos obligados a cantar el Himno Nacional y lo hacemos de los dientes para afuera). Hay excepciones, pero no son mayoría.

¿Qué es la Patria? Respeto la definición de la Real Academia y no es mi intención modificar nada. Simplemente, voy a agregar una definición más fácil de entender para los argentinos que por uno u otro motivo no han asistido a un colegio primario o universidad, o los que sí lo han hecho y siguen confundidos.

La Patria no es el gobierno de turno. Es una porción de tierra (República Argentina) sobre el planeta donde sus habitantes gozan, sufren, se multiplican y mueren. 

Lo más destacable es que en esa porción de tierra podemos plantar toda clase de plantas que nos brindan alimentos  madera, y otros elementos para usos varios que nos permiten subsistir. La Argentina cuenta además con riquezas marinas y del subsuelo.

Por eso hay que respetarla, cuidarla, y sobre todo: amarla, porque es una teta que nunca se queda sin leche. El grave problema es que el reparto está muy mal administrado. Más grave aún, hay ciudadanos especialmente, niños que nunca llegan a la teta.

La culpa no es de la Patria ni del planeta, es de los hombres y mujeres que tienen el o la sartén por el mango y no se desvelan por lo ocurre "más abajo".

Estoy sorprendido y con bronca por la impotencia, después de haber leído en varios medios, lo que titulan como mala noticia para el pueblo argentino la suspensión de la actuación del cantante Justin Bieber.

Por haber pasado por esa etapa, respeto y entiendo el fanatismo de los jóvenes por estar cerca de su ídolo y disfrutar su música.

Incluso entiendo pero no justifico la falta de reacción del público en general cuando este injerto mal parido en el año 2013 usó nuestra Bandera de estropajo. Me pregunto qué pasaría si algunos de nuestros folcloristas o tangueros hiciera lo mismo en cualquier país del mundo.-

¿Qué o quién influyó para que este sujeto en 2013 saliera del país sin previo castigo ejemplar?

Si ha estado alcoholizado, drogado o había ingerido una mezcla no lo exime de culpa de un acto que únicamente en Argentina no se castiga.

Si alguien (autoridades especialmente) piensa que estoy exagerando, que explique porqué se autorizó la entrada al país por segunda vez a un sujeto que se cagó en los argentinos que pagaron para verlo y todos los que vimos el video.

Si profundizamos un poco, lo ocurrido se puede calificar de ofensa o provocación internacional. No tiene cabida que pretendan zafar con que "son cosas de pibes".

Por este medio hago uso de los derechos que me confiere la Constitución Nacional, y pido a las autoridades pertinentes que se prohiba en forma indeterminada la entrada al País al cantante Justin Bieber.

EL AUTOR. Santos Isgro DNI 6.898.411, es lector de Memo y habitual colaborador con sus miradas sobre diversos temas.

Esta nota habla de: