La pax energética favorece la concentración

Un interesante planteo en torno a la instauración del status quo en materia energética en la Argentina, a cargo de Carlos Abohaggle y Esteban Parra.

Abihaggle y Parra

Si la electricidad se cobrara en relación a sus costos de generación en Cuyo deberíamos pagar menos de la mitad que en Buenos Aires.

Las regiones obligadas a subsidiar son el Nordeste, Comahue, Cuyo y Patagonia.

Las favorecidas son el Noroeste y el Litoral, incluyendo la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

La región Centro es prácticamente neutral.

Recordemos que la tarifa que pagamos como usuarios aproximadamente se compone asi:

Generación 36%

Transporte 3%

Distribución 35%

Impuestos 26%

En la Región de Cuyo la generación hidráulica representa casi un 60% mientras que la térmica es un poco menos de 1/3 y las renovables están cercanas al 10%. Más aun, seguramente a Mendoza las regalías hidroléctricas del orden del 12% se las liquidan a 10 dolares el mega y le cobran la energía a 60 dolares el mega.

En cambio, en el Litoral la térmica representa la mayoría, superior al 87%.

¿Por qué esa diferencia no se refleja en la tarifa que pagamos los consumidores?

Además de la existencia de subsidios diferenciales por regiones, es porque políticamente se decidió establecer el promedio como precio base usando un criterio: ¿redistributivo? ¿Equitativo?

De ese modo, la ventaja competitiva que tenemos en algunas regiones se ve anulada por decisiones que de ningún modo tienen que ver con el desarrollo económico, ni con la desconcentración del territorio argentino ni con la justicia social.

Es arbitrario y contrario a los principios de una buena asignación de recursos.

Da señales equivocadas tanto al empresario que quiere invertir y que esta decidiendo donde localizarse generando una asimetría en contra de las economías regionales como al simple ciudadano que está decidiendo el lugar para vivir.

Más aun, ni siquiera se discute el tema que nosotros sepamos..

Estimamos que, por ejemplo, el ámbito del Consejo Federal Eléctrico o en otros espacios de interrelación de ministros o funcionarios federales debiera por lo menos ser objeto de debate.

La pax energética, o sea el status quo , favorece la concentración económica de nuestro territorio en el Gran Buenos Aires con los consiguientes perjuicios para el crecimiento económico de nuestro país y para la misma vida cotidiana de quienes allí viven.

LOS AUTORES. Carlos E. Abihaggle, economista. Ing. Esteban Parra.

Esta nota habla de: