Los inmigrantes y sus hijos representaron el 70% del crecimiento de la población activa de Estados Unidos desde 1995

David J. Bier señala que de los 32,8 millones de trabajadores adicionales en la fuerza laboral estadounidense, 16,1 millones eran trabajadores inmigrantes y 6,7 millones eran hijos de inmigrantes.

David J. Bier

Gracias al descenso de las tasas de natalidad entre la población estadounidense, cada año comienzan su carrera profesional menos trabajadores que durante el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial. Este fenómeno ha hecho que la inmigración sea mucho más importante para contrarrestar el declive de la mano de obra en Estados Unidos. De hecho, de 1995 a 2022, los inmigrantes y sus hijos representarán el 70% de todo el crecimiento de la población activa civil.

De 1995 a 2022, la población activa estadounidense pasó de casi 131,6 millones de trabajadores a más de 164,3 millones, lo que supone un aumento de casi 32,8 millones de trabajadores: 16,1 millones de ese aumento procedían de trabajadores inmigrantes (49%) y 6,7 millones eran hijos de inmigrantes (21%), según datos del Suplemento Social y Económico Anual de la Encuesta de Población Actual. Sólo 9,9 millones eran ciudadanos nacidos en Estados Unidos sin un progenitor nacido en el extranjero. El efecto real de cortar toda la inmigración habría sido aún mayor, ya que la población inmigrante activa habría disminuido sin más inmigración en unos 4,5 millones.


Los inmigrantes y sus hijos representaron el 70% del crecimiento de la población activa de Estados Unidos desde 1995

Los inmigrantes han pasado de representar alrededor del 10% de la población activa estadounidense en 1995 al 18% en 2022, y los inmigrantes y sus hijos han pasado del 18% al 29%. La población total de trabajadores inmigrantes o con padres inmigrantes ha aumentado de unos 23 millones a casi 46 millones, lo que convierte a esta población en un contribuyente masivo al crecimiento económico de Estados Unidos.


Los inmigrantes y sus hijos representaron el 70% del crecimiento de la población activa de Estados Unidos desde 1995

Sin embargo, a pesar de la mayor importancia de la inmigración, el crecimiento de la población activa estadounidense ha disminuido. No es cierto que la inmigración haya supuesto que los trabajadores estadounidenses se enfrenten a una mayor competencia por parte de los nuevos trabajadores. De hecho, los inmigrantes sólo compensan parcialmente el importante descenso de nuevos trabajadores estadounidenses que se incorporan a la población activa. La tasa de crecimiento de la población activa pasó del 1,7% en la década de 1960 al 0,6% en la de 2010, un descenso de más del 60%.

Los inmigrantes y sus hijos representaron el 70% del crecimiento de la población activa de Estados Unidos desde 1995

Por supuesto, algunos comentaristas responden que el crecimiento global de la población activa no es tan importante como la tasa de crecimiento de la población activa de los trabajadores sin estudios universitarios, que tienen más probabilidades de competir con los inmigrantes. Pero la tasa de crecimiento de los trabajadores sin estudios universitarios es más baja y disminuye más rápidamente durante todo el periodo de 1960 a 2022 que la tasa de crecimiento de todos los trabajadores. Los inmigrantes son aún más importantes para cubrir estos puestos de trabajo poco cualificados precisamente porque los trabajadores estadounidenses están accediendo a ellos en las tasas más bajas de la historia. De hecho, los trabajadores con estudios universitarios han representado el 95% del crecimiento de la población activa entre 1992 y 2022.

La Oficina de Estadísticas Laborales predice que alrededor del 70% de los puestos de trabajo en 2031 no requerirán un título universitario, y que la mayor parte del crecimiento del empleo de 2021 a 2031 provendrá de estos puestos menos cualificados. Ahora mismo, hay unos 9 millones de puestos de trabajo vacantes, y el gobierno estadounidense debería dejar de interferir en el mercado laboral para crear escasez. Estados Unidos necesita trabajadores ahora más que nunca.

EL AUTOR. David J. Bier es un analista de política migratoria en el Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del Cato Institute.Este artículo fue publicado originalmente en Cato At Liberty (Estados Unidos) el 15 de mayo de 2023.

Esta nota habla de: