El Deutsche Bank corta lazos con Trump tras el ataque al Capitolio

El banco alemán ya no hará negocios con Trump o su empresa en el futuro, según una persona familiarizada con el asunto. Trump le debe al banco más de 300 millones de dólares.

Deutsche Bank, uno de los principales prestamistas del presidente Donald Trump, planea distanciarse de su cliente más conocido a raíz de la insurrección del Capitolio de la semana pasada, creando una nueva amenaza para las finanzas de Trump una vez que deje el cargo.

Así lo informó hoy en el portal politico.com el periodista Zachary Warmbrodt.

El banco alemán ya no hará negocios con Trump o su empresa en el futuro, según una persona familiarizada con el asunto. Trump le debe al banco más de 300 millones de dólares.

Por otra parte, el Signature Bank de Nueva York dijo que cerrará las cuentas personales de Trump y pedirá su renuncia. El banco se compromete a dejar de hacer negocios con los miembros del Congreso que se opusieron a la certificación de la elección del presidente electo Joe Biden la semana pasada.

"Ver a un alborotador sentado en la silla que preside el Senado de los Estados Unidos y a nuestros representantes electos a los que se les dice que busquen refugio debajo de sus asientos es espantoso y un insulto a la República", dijo Signature Bank en un comunicado. "Fuimos testigos del presidente de los Estados Unidos alentando a los alborotadores y absteniéndose de llamar a la Guardia Nacional para proteger al Congreso en el desempeño de su deber".

La ruptura de Deutsche Bank con Trump sigue a años de intenso escrutinio público y litigios provocados por su asociación con el presidente. Después de ganar el control de la mayoría de la Cámara en 2018, los demócratas iniciaron una investigación sobre los tratos del banco con Trump, emitiendo citaciones que desencadenaron una batalla legal hasta la Corte Suprema de Estados Unidos.

Esta nota habla de:
Más