El Instituto Patria tensa la agenda del Gobierno: ley de medios, indultos, Justicia, estatización de la salud

El senador Oscar Parrilli, habitual vocero de Cristina Kirchner, metió en la agenda la posibilidad de volver a abrir un debate sobre la ley de medios, anulada parcialmente por DNU de Mauricio Macri.

Indultos, estatización del sistema de salud privado, ampliación de la Corte, nueva ley de control de medios de comunicación: la agenda del Instituto Patria es vociferada por sus voceros como si se tratara de planes del Gobierno, pero no lo son. Pugnan por entrar con fuerza entre las decisiones de una gestión con escasa previsibilidad.

Representan una presión de altísimo nivel para generar un efecto pinzas. De tal forma, acatado todo como una orden de "la jefa" Cristina Fernández de Kirchner, militantes de base y de los que tienen cargos en la estructura del Estado, avanzan como si se tratara de un plan consensuado y eso obliga a al gobierno de Alberto Fernández a buscar puntos afines, intermedios o explicaciones.

Por lo pronto, hay una agenda y es la del kirchnerismo frente a un peronismo no kirchnerista que cada vez se aleja más de Alberto Fernández, arrinconado ante los designios de los equipos más cohesionados y convencidos de lo que hay que hacer que un gabinete con ministros que no tienen en claro si se quedan o se van a buenas y primeras.

Catecismo político: criticar no es odiar; ir por todo no es amar

Pasó con diversos temas. El Gobierno lanzó proyectos y el Instituto Patria se los torció para su lado, ignorando inclusive los debates institucionales de las comisiones del Congreso. Como ya ha pasado antes, el "parlamento" interno del Frente de Todos resulta más crucial que el Congreso de la Nación.

Dentro de la nueva iniciativa, el senador nacional Oscar Parrilli aseguró hoy que se podría "pensar" en impulsar una nueva ley de medios de comunicación. "Tenemos una ley de medios que fue derogada por decreto. Fue declarada constitucional (en 2013) y después se encargaron de no permitir su aplicación. Incluso, motivó denuncias penales de Clarín por aplicar la ley", en diálogo con Radio El Destape.

Tiene razón en que apenas asumió como presidente en 2015, Mauricio Macri derogó parcialmente a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) las leyes de medios y Argentina Digital y disolvió las autoridades federales de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic) para unificarlas en el nuevo Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Sin embargo, no estaba en las proyecciones tal posibilidad. Significa una radicalización del Gobierno que anticipa un 2021 pletórico de debates y apuros que podrían motorizar un nuevo perfil más parecido a los tiempos en que CFK era "la 1" que lo que prometía en esta etapa una fórmula encabezada por Alberto Fernández.

Esta nota habla de:
Más de Poder