López Murphy cree que el Gobierno busca apoyo opositor para lanzar un impuestazo

El exministro de Economía y de Defensa, Ricardo López Murghy, diputado electo este domingo por la Ciudad de Buenos Aires, enumeró tres cosas que hizo el Gobierno para perder e indicó el camino para ganar en 2023.

No hay candidez posible detrás de la búsqueda de parte del gobierno nacional, dos años después de asumir y justo cuando la sociedad lo castigo con el voto, de un "diálogo". Así lo cree el referente de Republicanos Unidos (RU), el exministro de Defensa y de Economía Ricardo López Murphy. "Cada vez estoy más convencido de que el Gobierno busca apoyo opositor para lanzar un colosal impuestazo. ¿Por qué se perdieron dos años y el ajuste se le hizo solo al sector privado, que es el que carece de financiamiento y ventajas?", dijo anoche en un encuentro con partidarios, dirigentes de Cambia Mendoza y periodistas en la Bodega Calle en Luján de Cuyo.

López Murphy fue precedido por las palabras de Richard Battagion del PDP, Sergio Miranda de RU en Mendoza, Josefina Canale, Guillermo Mosso (PD), y los intendentes Tadeo Garcia Zalazar y Ulpiano Suarez.

Definió allí que "la elección de 2023 se debe resolver en primera vuelta por lo que hay que llegar al 45% de los votos y hay una tarea que hacer y es sumar a partidos provinciales que en esta elección no fueron parte de Juntos por el Cambio para lograrlo". Se notó en sus palabras, sin decirlo directamente, un mensaje en tono lateral para quienes en Mendoza se presentaron por fuera del "contenedor" Cambia Mendoza, como la fuerza que impulsó su amigo Carlos Balter, Vamos Mendocinos, que ratificó el domingo pasado su destino de derrota ya advertida en las Primarias (PASO).

Qué análisis hace López Murphy del país y qué ofrece con su reaparición

El dirigente sostuvo que es fundamental no socavar la base del gobierno y en cierta forma, buscar cómo sostener una agenda que permita darle un rumbo, "para no recibir un país destruido en 2023".

López Murphy plantó los mojones hacia un gobierno propio en dos años y fueron los siguientes:

- "No hay margen para cometer errores. Hay que llegar con plan detallado. Juntos por el Cambio está generando muy buenos y muchos candidatos presidenciales, por lo que debe llegar a una elección Primaria y con un plan, para que sea objeto de discusión en la contienda interna y que esta saque fortalecido al candidato".

- Habló de diseñar un plan de gobernanza de la coalición, y en ese sentido, adhirió al planteo de Alfredo Cornejo en torno a que "debe haber reglas". "No hay que exagerar el consenso, pero debe haber mecanismos de negociación interna para resolver inconvenientes y planteos hacia adentro", dijo.

- El otro punto que remarcó, y que también ha sido planteado por Cornejo, es plantear una reforma de las Primarias (PASO) "para que se parezcan a las uruguayas, que a la vez se parecen mucho a las americanas". En ese esquema, explicó, se vota presidente y él es -una vez elegido- quien busca a a quién será su vice. "Esto -afirmó- rompería con la rigidez actual" porque advirtió que si la elección en Primarias resulta muy dura, quedan heridos y resulta difícil avanzar juntos en la elección general. En ese sentido, elogió lo sucedido en Santa Fe dentro de Juntos por el Cambio. Y a la hora de buscar referencias internacionales, mencionó el caso de Ronald Reagan, que eligió de candidato a vicepresidente a su principal adversario interno, Geoge Bush (h) y, con ello, equilibró las fuerzas y pretensiones hacia adentro del Partido Republicano.

- López Murphy sostuvo que hay que avanzar, también, hacia "votar con boleta única", sistema que ponderó e ironizó: "Simplemente se trata de votar como lo hicieron los presos en esta elección, o el voto en el exterior".

El diálogo

A lo señalado anteriormente en torno a sus sospechas en torno al por qué del apuro del Gobierno de casi exigirle a la oposición que lo acompañe, López Murphy indicó que "la negociación y el diálogo debe darse en el Congreso porque eso es lo que dice la Constitución"

En este punto, condicionó cualquier participación a un esquema en el que "el oficialismo resuelva las cuestiones gubernamentales por sí solo, porque cuando uno es oficialismo, debe cargar el costo de gobernar y no puede pedir que se lo rescate".

Sin embargo, subrayó que "es nuestro interés cooperar sobre la base de un programa sensato para recibir el país en las mejores condiciones posibles en 2023".

Cómo salir del desastre

Ricardo López Murphy analizó que el nuevo contexto en el que le toca a la oposición organizar una propuesta de gestión es "con el peronismo sin quórum en el Senado" por primera vez desde 1983, algo que definió como "fundamental". "Parte del problema de (Raúl) Alfonsín con los militares pasó por el control peronista en esa cámara, que le impidió avanzar con leyes que le costó muchísimo negociar", rememoró.

A la hora de señalar cómo sacar a la Argentina adelante, pensó en dos conceptos en uno:

- "Hay que mirar cómo Europa Oriental avanzo cuando cayó el comunismo. Auditoria de todo el gobierno sobre la base de los gobiernos locales. Que no haya desigualdad ante la ley ni privilegiados: evaluar bien el gasto desde cada lugar de gestión".

- Y para ello propuso el modelo de Estonia: "todo a la vista y digitalizado". Respondiendo a una pregunta que le hiciera Tadeo García Zalazar, López Murphy lanzó una consigna: "El país habrá cambiado cuando la elección más importante sea la de intendente, porque allí está el ser más vigilado por la ciudadanía, el más cercano y el que responde más rápidamente a sus reclamos".

Gobierno autogolpeado

Además, repasó "las tres cosas que hizo el Gobierno para perder", en los últimos días. Se pueden escuchar en el video de abajo: