Paso a paso, cómo el Instituto Patria le fue quitando el control de YPF a Fernández

El kirchnerismo se encamina a quedar con el control total de YPF, tras ir volteando directores y sumando gente perteneciente a su órgano de poder, el Instituto Patria. El nominado a entrar a la presidencia en reemplazo de Guillermo Nielsen es Pablo González, ex vicegobernador de Santa Cruz. Una perlita con la que tuvo unos minutos de fama en 2016.

El diputado nacional Pablo González, pingüino puro y mano derecha de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, gana todas las apuestas a la hora de pensar en un remplazo para el economista Guillermo Nielsen al frente de la presidencia de YPF. Si la jugada se concreta, ya no habrá equilibrios en el directorio y el kirchnerismo la controlará por completo.

Nielsen iba a ser el ministro de Economía con la llegada de Alberto Fernández. Pero a él no le perdonaron desde el Instituto Patria sus diferencias con el kirchnerismo como sí lo hicieron con el Presidente. Quienes conocen el paño aseguran sin medias tintas que fue vetado por Cristina Kirchner y como premio consuelo, este hombre más cercano a Sergio Massa que a cualquier otro lote que compone el condominio político denominado Frente de Todos, le fue asignada la tarea de liderar a la sociedad anónima con participación mayoritaria del Estado.

En marzo del año pasado comenzó una operación de cambio de directores e incorporaciones pergeñadas desde la base de operaciones de la Vicepresidenta.

El Instituto Patria tensa la agenda del Gobierno: ley de medios, indultos, Justicia, estatización de la salud

Allí fue cuando ingresó el exgobernador de Mendoza, Celso Jaque junto al apoderado de gremios y exlegislador Héctor Recalde  y a un hombre de Daniel Scioli vinculado a Eduardo Duhalde, Ramiro Manzanal, que asesoraba al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Para hacerlo, desplazaron a un reconocido experto como es Daniel Montamat y a a Carlos Felices, expresidente de Telecom.

Nielsen no fue consultado. Entraron por decisión de Cristina Kirchner.

La situación obligó al presidente de la compañía a desarrollar su propia estrategia de ataque en el juego de la empresa. Pero mientras él jugaba al ajedrez sumando apoyos en directores provinciales, como el mendocino Martín Kerchner (y otorgándole un importante rol en el control de la empresa en Wall Street), desde el otro lado estaban jugando al bowling, volteando bolos constantemente.

Así fue que un tercer mendocino, que venía de trabajar con el expresidente de YPF Miguel Galuccio entre 2012 y 2016: Sergio Affronti llegó directo para convertirse en CEO.

A partir de entonces, se dijo que ya Nielsen poco decidía y que su situación de firma responsable pendía de un hilo ya que un trío era el que dominaba las decisiones: Affronti, el ministro de Desarrollo productivo, Matías Kulfas y el pampeano Santiago "Patuchito" Álvarez, bajo el escaneo constante del Instituto Patria.

El mendocino Sergio Affronti fue designado nuevo CEO de YPF

Memo relató cómo se desarrolló otra maniobra, inédita hasta el momento, para otorgarle a Celso Jaque un rol mayor: en la estructura de la empresa, los denominados "comité del directorio" son cinco y fueron creados para abocarse a diversos temas, sin la necesidad de que todos los directores estén en todos los temas. 

Ellos son:

  1. Auditoría, presidido por Ramiro Manzanal
  2. Estrategia y Transformación: Guillermo Nielsen
  3. Nombramientos y Remuneraciones: Horacio Forchiassin
  4. Riesgos y Sustentabilidad: Martín Kerchner
  5. Asuntos Legales e Institucionales: Arturo Giovenco

El comité de Estrategia, señalado como el más importante, lo componían hasta agosto del año pasado los titulares de los otros cuatro comités y un reconocido experto, Roberto Monti, que fue presidente de YPF y reside actualmente en Houston, Texas: uno de los epicentros hidrocarburíferos del mundo y un hombre vinculado al sindicalismo y a otro mendocino, Antonio Cassia. Allí le pusieron una silla que no estaba prevista a Jaque. 

En ese momento, Memo contó: "Affronti sumó poder en forma automática: el mismo día en que fue puesto como director, lo designaron CEO. No hubo tiempo a reacciones del presidente de la empresa, Guillermo Nielsen, quien va viendo limada día tras día su autoridad".

Quién es González

Pasaron cinco meses y Pablo González ya se prueba el traje de presidente de la empresa. Sucede en momentos de alta preocupación para su provincia, porque a raíz de la pandemia y la baja en la producción de petróleo, Santa Cruz le hacen perder el 50% de sus recursos por coparticipación, según lo afirmó el propio nominado a remplazar a Nielsen.

Se fue de YPF uno de los que más saben de hidrocarburos y lo remplaza Celso Jaque

El legislador nacional fue uno de los que fundamentó junto a Carlos Heller la necesidad de incorporar a Oil Combustibles y otras compañías de Cristóbal López, en la moratoria de la Afip. Rechazó que esta ley sea un "traje a medida" para el empresario López y avalaron la inclusión de las empresas quebradas en la moratoria.

González es abogado vinculado al comercio de combustibles y a su alrededor aseguran que tiene un posgrado en hidrocarburos. Antes de ingresar a la política, dirigió la empresa Distrigas en Santa Cruz. Fue vicegobernador de esa provincia y como legislador nacional integra la Comisión de Minería, Energía y Combustibles.

Pero como en todas las cosas, la gente lo recordará tal vez más por una situación rara que por su currículum. Es que siendo vicegobernador, el 10 de julio de 2016,  no rubricó el "Acta de Compromiso para el Tercer Siglo de los Argentinos" donde estamparon su firma todos los gobernadores junto al presidente Mauricio Macri en la Casa Histórica de Tucumán.

En el video se puede ver que el funcionario, el último en pasar, simula firmar el documento. Hace la mímica, pero nunca la escribe.

Esta nota habla de:
Más de Poder