La nueva campaña: apuesta por la polarización nacional y puja por el tercer lugar

Algunos detalles sobre cómo se enfocarán en esta nueva campaña proselitista, esta vez en la búsqueda del veredicto final de la ciudadanía en las urnas el próximo 14 de noviembre.

La grieta será protagonista de la campaña electoral mendocina rumbo a las elecciones del 14 de noviembre. Cambia Mendoza se mostrará más como Juntos por el Cambio, la marca nacional de la oposición al gobierno de Los Fernández, y buscará el contraste total a la vez que generar la disyuntiva del "kirchnerismo o república", para polarizar a los electores y evitar la dispersión de votos antikirchneristas en los varios partidos que sacaron su pequeña cuota de votos en las Primarias (PASO) y que estarán presentes en el cuarto oscuro.

Para la lista de "los tres gobernadores", Rodolfo Suarez, Alfredo Cornejo y Julio Cobos, la apelación al "voto útil" será el eje de sus acciones para lo cual los protagonistas locales quedarán relegados a remontar los resultados magros en algunas comunas de Mendoza y, por lo demás, sumar figuras nacionales que claramente representen la oposición a la propuesta de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Ya vino Martín Tetaz y ahora lo hace Patricia Bullrich. Seguirá la lista. E irán a las comunas en las que notan debilidad.

Por lo demás, en lo estético, no habrá cambios en la campaña proselitista que seguirá con la frase "Aquí está Mendoza, aquí estás vos" y la mano en el corazón.

Vuelve Bullrich a recorrer Mendoza, la provincia en donde cosecha más apoyo

Mientras, el Frente de Todos inició un camino introspectivo, tratando de unir a las "ovejas descarriadas" o desilusionadas que no participaron de la movilización en las PASO. Esa tarea se está haciendo municipio por municipio, barrio por barrio, e incluye el repaso de protagonistas que estuvieron ausentes y la búsqueda de su inclusión en esta etapa de la campaña.

Para ello no les queda mucho por hacer: la dupla integrada por Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo tienen bien en claro el diagnóstico y qué misión le toca a cada uno, que representan a sectores bien diferentes del peronismo.

Así, salieron a abrir espacios de participación en las bases para escuchar reclamos y atender a los desatendidos. A la vez, se abrió un canal de comunicación con los sindicatos, que habían permanecido al margen de las candidaturas y convocatorias y, por lo tanto, en muchos casos se dispersaron en respaldo de "compañeros" que consiguieron espacios en listas por fuera de la estructura del Frente de Todos, en las varias ofertas pamperonistas existentes: el Partido Federal, el Partido de los Jubilados, Compromiso Federal, principalmente.

El Frente de Todos le puso una locomotora a su campaña

Creen que ahí estará su capitalización más fuerte, saben que la polarización en Mendoza los pone en dificultades, pero apuestan a su potencial como alternativa al radicalismo en Mendoza.

La verdadera batalla, la de los terceros

Desde Vamos Mendocinos tomaron nota del fracaso, sostienen que saben por qué sucedió, dieron de baja al publicista que los aconsejó en las PASO y pusieron las fichas en una agencia mendocina que está a tope de trabajo por fuera de los temas políticos, pero que conoce el "territorio" mendocinista.

Su gran apuesta será copar la amplia franja de la disconformidad, esa que colocó al voto en blanco como tercera fuerza en Mendoza. Esos votos, dicen, tienen que tener colores y, en todo caso el azul con el que han salido a dar batalla.

Vamos Mendocinos: el cambio de estrategia y la ilusión de lograr un 8% en noviembre

Las disonancias de un grupo de partidos malpegados será corregida con una sola palabra que sirve hacia afuera, que le quitaron al trotskismo, y que los ayudará a ordenarse hacia adentro: "¡Basta!".

El pedido de "parar la mano" les viene bien para muchas cosas con las que esperan ponerse como opción al alcance de la mano de cada votante en toda la provincia, y aprovecharán la territorialidad que les ofrece el Partido Demócrata (y que no tienen otras fuerzas, como el Partido Verde) para decir el "¡Basta!" que le venga bien a cada municipio y distrito electoral.

Dicho sea de paso, ya se detectaron intentos de ataque desde otras fuerzas de su espectro, como los "verdes", pero confían en que no será difícil desenmascararlos: allí donde algún distraído cree que habitan ecologistas, dicen, están los mismos Mario Vadillo y Marcelo Romano que ya pasaron por otras fuerzas, disfrazados de ligustrina, cual exministro de Ambiente de Macri. Las encuestas del peronismo muestran un aumento de un punto para los "verdes" desde las PASO, pero en Vamos Mendocinos y otras fuerzas creen que pueden pincharse apenas se muestren y la gente vea quiénes son.

El Partido Federal de Carlos Iannizzotto, Gustavo Majstruk, Laura Carbonari y Adolfo Brennan consolidarán su agenda económica a la espera de la dispersión de la apuesta que significó "la lista de los empresarios" de Cambia YA, que perdió la interna de Cambia Mendoza. Pero además, tiene un mensaje concreto provida y al central para una oferta electoral: están organizados, ordenados, con liderazgo interno y asesoramiento previo a cada paso que dan.

Iannizzotto arrancó la campaña reclamando acciones contra la sequía

En tanto, el FIT-U tiene su fuerte en su coherencia, una situación con la que se puede coincidir o disentir, pero que es real y concreta dentro de su ideario y acciones, que pueden chequearse en sus legisladores y concejales. Además, poseen una capacidad de movilización de bases que ni siquiera consiguieron (o prefirieron no probar si funcionaba) los que tienen la manija de los planes sociales.

Hasta aquí, lo que los partidos presuponen que sucede y sucederá. El resto, podrá ir tomando colores más intensos o tenues según avancen los sondeos en medio de su accionar de campaña. Ya tienen la "encuesta" que significaron las PASO. Ahora, el veredicto final de una ciudadanía que no se conoce con qué humor ni con qué evocaciones entrará al cuarto oscuro en cada punto del país y de Mendoza.


Esta nota habla de: