Vizzotti asume en un clima de desconfianza y con pocas vacunas disponibles

Después de una jornada vertiginosa quien hasta ahora fue uno de los rostros más reconocidos de la pandemia asumirá formalmente el cargo de ministra de Salud en reemplazo de Ginés González García.

Arranca la era de Carla Vizzotti en el Ministerio de Salud. Es que aunque es uno de los rostros más reconocidos de la pandemia por el rol que le tocó asumir, ahora podrá tomar decisiones y llevar adelante la estrategia que por la diferencias que tenía con Ginés González García nunca pudo aplicar en su totalidad.

A pesar que se trató de una salida forzada y que cada vez hay más indicios que indican que fue parte de la interna peronista, en el Ejecutivo esperan también que sea un golpe de timón para cambiar la forma en que se conduce la emergencia sanitaria, pasando de la improvisación a la planificación.

Para muchos actores políticos la salida de Ginés debió darse hace mucho tiempo y por una decisión del presidente, no en medio de una escándalo. En  el ciudadano común (no en el militante que justifica todo) existe una fuerte desconfianza y mucha preocupación por lo que será la forma en que se manejará el proceso de vacunación masiva.

Lo cierto es que Vizzotti asume con dos cuestiones muy marcadas, la mencionada desconfianza que dejó el vacunatorio VIP y la baja cantidad de vacunas que se consiguieron respecto a lo que se había prometido. Los millones de dosis que prometió González García nunca llegaron y el tiempo pasa mientras otros países de la región avanzan y le meten más presión a la gestión de Alberto Fernández.

Es que otra herencia de Ginés, las comparaciones, ahora le juegan en contra al Gobierno que no puede sostener el discurso del contexto internacional. Eso, porque seguimos viendo que otros países son capaces de conseguir vacunas simplemente porque iniciaron las gestiones con mucha anticipación y destinando todos los recursos económicos necesarios.

La sucesora del cuestionado funcionario -que se fue sin hacer ninguna autocrítica- asumirá formalmente esta tarde y se espera que en el corto plazo se comiencen a ver los cambios en el manejo de la cuestión sanitaria. Para mal del saliente Ginés González García, es posible que el cambio sea tan notorio que quede aún más expuesta la cuestionable gestión que tuvo durante la emergencia sanitaria.

A las 17 asume quien hasta ahora se desempeñó como secretaria de Acceso a la Salud en la cartera sanitaria nacional, médica de 47 años egresada de la Universidad del Salvador, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas.

Asume también en medio de las críticas de la oposición que considera que lo que ocurrió con la vacunación VIP no pudo pasar sin que ella lo supiera. Sin embargo, el Gobierno le da su confianza forzada por las circunstancias y con un golpe más para Alberto Fernández en medio de la interna y la pandemia.

Esta nota habla de:
Te puede interesar