Contagiados podrán votar: cómo es la experiencia internacional de elecciones en pandemia

La Comisión Nacional Electoral confirmó que podrán votar las personas infectadas o aisladas con covid-19 con "protocolos rigurosos" que aún no se explicaron. Cómo se hizo en los procesos electorales que se desarrollaron en otros países en medio de la pandemia.

El secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Sebastián Schimmel, confirmó que las personas que estén contagiadas de coronavirus o se encuentren aisladas por ser contacto estrecho podrán votar en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) bajo un "protocolo específico y muy riguroso" porque "nadie estará privado de su derecho" a sufragar.

Aunque no se explicó cuál será el protocolo, no será la primera experiencia en el mundo en la que los contagiados con covid-19 pueden votar en un proceso electoral. En algunos lugares se implementó una hora especial, pero en otros directamente se les prohibió votar.

Por ahora, la CNE indicó que se recomienda "memorizar el número de mesa y de orden, no cerrar los sobres con saliva y aprovechar los horarios prioritarios para personas de riesgo".

La autoridad aclaró que "no podrán votar con normalidad en su mesa, pero sí podrán hacerlo bajo un protocolo específico y muy riguroso, ya que nadie está privado de su derecho a votar".

De igual manera, el funcionario ratificó que quienes posean estas condiciones, "están eximidos de la obligatoriedad del voto y pueden realizar un trámite en infractores.padron.gob.ar para no presentarse en la jornada electoral".

Experiencias internacionales

En España, las elecciones realizadas en Cataluña en febrero de este año consideraron una hora especial para que fueran a votar las personas contagiadas o en cuarentena. Fue la llamada "hora covid", un periodo de tiempo destinado única y exclusivamente para personas en cuarentena por ser contacto estrecho de un positivo o por estar enfermo por culpa del coronavirus. Para todos ellos se fijó una hora, la última antes del cierre de las mesas electorales.

La Junta Electoral Central española aprobó, además, que las personas que se encontrasen en cuarentena pudiesen ir presencialmente a votar, pero desde el órgano electoral insistían en la recomendación del voto por correo. El argumento fue similar al nacional, señalando que "el derecho de sufragio es un derecho fundamental del que no puede ser privado ningún ciudadano por la autoridad electoral".

En una caso más cercano, en Chile (donde el voto aún es voluntario), durante el proceso para decidir si se reformaba la constitución, se impidió votar a más de 13.000 personas que eran casos activos de coronavirus. Los contagiados, los casos sospechosos y sus contactos se arriesgaban a castigos penales si violaban la cuarentena, incluso para ir a votar.

Ahora, con la confirmación del voto de contagiados, falta esperar por los detalles del protocolo que generará la Nación para que las personas puedan votar aún siendo casos activos de covid-19.


Esta nota habla de: