El juez Adaro respondió al audio de una abogada que se volvió viral

El ministro de Suprema Corte de Justicia de Mendoza Mario Adaro respondió al audio de la abogada Andrea Jara, en el que expresó una queja masiva por cómo está funcionando la digitalización de causas en el Poder Judicial.

El ministro de la Corte Mario Adaro le dio la razón a Andrea Jara. Se trata de la abogada del grupo de los "autoconvocados" que este viernes harán una protesta a la que han llamado "la cafeteada" y que le mandó un audio al juez supremo que se viralizó y se transformó en una amenaza de escándalo, junto a la difusión de los altos salarios de magistrados que circuló por las redes y que algunos medios copiaron y pegaron. 

La queja básica es que nada funciona porque nadie entiende cómo echar a andar la digitalización de los expedientes

En diálogo con Memo, Adaro aceptó que sí, que él recibió ese audio. En él, la profesional del Derecho arrancó: "Hola, cómo estás doctor Adaro. Te tuteo porque estoy harta, porque realmente no sé ni quién se creen ustedes allá en la Corte y de qué nos tratan a nosotros los abogados que trabajamos y que somos parte del servicio de justicia". Y continuó: "Desde junio estoy esperando que el juzgado de Godoy Cruz, entre otros, me vincule a las causas con este maldito sistema que compraron para que me provean los escritos. Aguantando a los clientes desde esa fecha ya sin saber qué decirles".

Jara pareció interpretar el sentir de muchos otros. En los mostradores, los empleados judiciales sostienen que no entienden muy bien cómo manejarse con la digitalización de los expedientes. Y en los pasillos y cafés de las cercanías, son los abogados los que lo manifiestan, con desazón, pero no con menos bronca que Jara, la viralizada.

Adaro respondió que "se vive la tormenta perfecta: venimos del covid, jueces que cobran mucho y abogados que cobran poco, algunos apegados al trabajo y otros no tanto, paro de judiciales y en medio de todo eso, al desaparecer el papel, obviamente que hay problemas".

Habló con ella este jueves por la mañana, ya que como respuesta a su ahora célebre audio, la invitó a su despacho. Sostiene que con ella y alguien más estuvieron trabajando con el análisis del problema durante tres horas. "Hay cosas que se pueden modificar, porque no todo es tecnológico, sino que tiene que ver con actitudes o falta de recursos", evaluó el juez.

"En Familia -puntualizó- hay problemas para el acceso a los expedientes por la protección a los derechos de niños, niñas y adolescentes. La migración de un programa antiguo a un modelo nuevo, también generó un desvínculo, ya que presentaban escritos que no podían ver". Esa área de la Justicia tiene el desarrollo más avanzado, pero tiene el período de transición más complejo.

"Laboral y Familia hace rato que tienen menos problemas de transición, pero se va a volver más viejo después", indicó.

Sobre el planteo viral de Jara, sostuvo que "tienen razón con la queja, pero en lo tecnológico nació mal. No nos sentamos a acordar los pasos a seguir y no se pudieron chequear las dificultades, nos apuramos en arrancar con expedientes desde cero", señaló.

Por eso tuvieron que maniobrar en la litigación en el momento transicional y el tribunal quedó con mucho poder. Ahora, ¿qué habría que hacer?: "Hay que darle al profesional la posibilidad de vincularse y que arranque el expediente, pero el problema será que le van a entrar muchos más casos a los juzgados, para lo que hará falta más gente y computadoras, básicamente", explicó Adaro.

Reconoció que "hace falta una relación directa con el usuario y no darle una acordada para que la lea", pero sostuvo que se fue atendiendo "por ensayo y error" en medio del proceso de cambio, con casos activos, gente reclamando por todos lados y abogados levantados.

Al final del camino, Adaro reconoció que lo tecnológico apuró a los trabajadores judiciales -que están justamente con medidas de fuerza y eso traba el avance de las causas en trámite- y hay trazabilidad del expediente, lo cual generó un estrés extra: hay más ojos viendo cómo y a qué ritmo trabajan. En conclusión hay más trabajo para todos, incluidos los abogados que deben adaptarse al nuevo sistema. Y desde la mirada del ministro de la Corte, "nos apuramos".

El audio de la abogada Andrea Jara:

Esta nota habla de: