IMPSA compite con una empresa austríaca para colocar dos turbinas en Neuquén

Esta semana se realizó el acto de apertura de las ofertas económicas por las turbinas que tendrá la microcentral Nahueve, al norte de Neuquén. Si IMPSA resulta adjudicataria, firmará un contrato por U$S 5 millones.

Mientras avanza la licitación de Portezuelo del Viento, donde IMPSA es parte del consorcio que presentó la única oferta para construir el proyecto multipropósito, la compañía mendocina compite con una empresa austríaca por la colocación de dos turbinas en una microcentral hidroeléctrica de Neuquén: Nahueve, sobre el río homónimo.

Concretamente, esta semana la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN) abrió los sobres con las ofertas económicas para la provisión de las turbinas que tendrá la central hidroeléctrica, cuya obra civil ya se construye en norte neuquino por la UTE integrada por las empresas Rovella Carranza SA e IME SA.

IMPSA (en UTE con IME SACI) y la austríaca WWS Wasserkraft presentaron sendas propuestas económicas para la "provisión, transporte, supervisión de montaje y puesta en marcha del equipamiento de generación". La firma mendocina ofreció realizar los trabajos por U$S 5.093.730 y los austríacos, por U$S 3.756.000.

Las dos turbinas tendrán una potencia de 4,6 MW que serán inyectados a la red nacional por medio de una línea de 2,2 km de longitud al sistema eléctrico y contribuirá al Sistema Interconectado Nacional, a través de la línea de media tensión de 33 kilovoltios (kV) que vincula Andacollo con Las Ovejas.

Medios neuquinos indicaron que las obras (la parte civil y las turbinas) serán financiadas con un préstamo de U$S 15 millones que aportó el gobierno de Emiratos Árabes Unidos, y se completarán con un aporte de U$S 6 millones que ya garantizó el Gobierno de la provincia de Neuquén, conducido por Omar Gutiérrez (MPN).

"Las obras consisten en un aprovechamiento multipropósito, ya que el complejo permitirá por un la generar energía eléctrica, pero a la vez suministrará agua potable y de riego de más de 120 hectáreas, a partir de un azud derivador con obra de toma para un canal de conducción", precisó diario Río Negro.

A partir de ahora, resta que se realice el análisis técnico y económico de las ofertas de la empresa austríaca y de IMPSA, compañía que desde el mes de junio pasó a tener mayoría de acciones en manos del Estado Nacional, tras un proceso de recapitalización en el que también se sumó, en menor medida, la Provincia de Mendoza.

Esta nota habla de: