Las claves del plan de Guzmán para reducir la emisión monetaria, que arranca hoy

El Ministerio de Economía espera acotar la brecha al 50/60% en las próximas semana y calmar, así, parte de la presión devaluatoria.

Después del comunicado del Ministerio de Economía de este lunes, donde anticipa que se priorizará la toma de deuda en lugar de la emisión monetaria para controlar el dólar, este martes se realizará la primera de cinco licitaciones de títulos en pesos: letras del tesoro a tasa variable más margen.

Asimismo, en lo que queda de 2020, el ministro Martín Guzmán buscará refinanciar todos los vencimientos de deuda en pesos del período (algo más de $750.000 millones) y conseguir un saldo neto favorable en torno al 10%, unos $75.000 millones, con los que cubrir parte del déficit primario.

Según publicó BAE Negocios, la idea es no tomar AT adicionales: renovar los que vayan venciendo y si el fondeo neto supera las expectativas, cancelar parte de esos compromisos. Se trata de un refuerzo de las señales de prudencia monetaria hacia el mercado.

El plan que Guzmán anunció antes de que empezara noviembre en los mercados

Con respecto al camino que iniciará este martes, las dos nuevas letras con tasa variable se suscribirán mediante indicación de margen adicional a pagar por sobre el interés variable, que deberán ser múltiplos de 0,05%. La más corta caducará el 29 de enero y la más extensa, el 31 de marzo.

La Secretaría de Finanzas no adelantó el monto que buscará colocar, pero se sabe que esta semana los vencimientos en pesos suman $7.500 millones. Y, en el corto plazo, se conoce que la semana que viene expiran $56.500 millones de una Lecer. 

Más allá de la licitación de este martes, en la segunda quincena de noviembre se acumularán compromisos por más de $275.000 millones. Para refinanciarlos y conseguir fondos adicionales, habrá otras cuatro licitaciones el 9, 11, 19 y 26 de este mes.

Si bien no lo descartan, en el Gobierno no prevén por el momento nuevas emisiones dollar linked..

El lunes, Economía anunció otra de las operaciones fundamentales para su estrategia cambiaria. Se trata de la subasta de dos bonos en dólares surgidos del canje local (AL30 y AL35) que se otorgarán a cambio de siete títulos elegibles de deuda en pesos (tres Ledes, dos Lecer, una Lebad y un Boncer).

Para las consultoras privadas la inflación de octubre ronda el 3%

Si bien todos los tenedores están habilitados a participar, los destinatarios principales de la operación son los fondos extranjeros como Pimco y Templeton, que ingresaron durante el macrismo a hacer la bicicleta financiera.

La licitación se hará el próximo lunes entre las 11 y las 17. Se ofrecerán USD750 millones, de los cuales USD500 millones corresponderán al AL30 y USD250 millones al AL35.

Con esta operación, más los gestos al mercado de prudencia monetaria y las intervenciones oficiales, Guzmán espera acotar la brecha al 50/60% en las próximas semana y calmar, así, parte de la presión devaluatoria.

Esta nota habla de:
Te puede interesar