Cómo el Sol ayuda a sacarle agua al desierto de Lavalle

El intendente Roberto Righi explica cómo funciona el pozo de agua, alimentado por energía solar, que instaló el municipio en La Asunción. Aspiran a que sea un pueblo 100% sustentable.

Desde abril, en La Asunción, en pleno desierto de Lavalle, funciona un pozo de agua -que había sido abandonado en la década de 1970- que es alimentado por energía solar y que abastece con un millón de litros por día a los pequeños productores de la zona.

"La inversión surgió de fondos municipales. Aproximadamente unos cinco millones de pesos para la limpieza del pozo, de unos 330 metros de profundidad, y la compra e instalación de paneles solares y una bomba de 20 HP", explicó el intendente de Lavalle, Roberto Righi.

Según explicó Righi, la intención del municipio es convertir a La Asunción en un pueblo autosustentable. 

Con esta perforación, ubicada en la comunidad Paula Guaquinchay de La Asunción, Righi destacó que avanzan en la posibilidad de ofrecer productos naturales, orgánicos y agregar valor a cada emprendimiento que se desarrolla en la zona.

Desde el municipio destacaron que "estas obras son sumamente significativas para las comunidades huarpes de nuestro secano, donde la falta de agua es una realidad constante. Como estado municipal tenemos la responsabilidad de buscar alternativas que mejoren las condiciones de vida y permita que las comunidades se fortalezcan y desarrollen".

Esta nota habla de: