Para el Banco Mundial, la educación en Latinoamérica retrocedió una década

De acuerdo a un informe del organismo, cuatro de cinco niños tiene dificultad para interpretar un texto sencillo. Hay riesgo que se pierda una generación de estudiantes.

De acuerdo a un informe divulgado por el Banco Mundial, los niveles de educación en Latinoamérica retrocedieron al menos una década. Esto debido al impacto de la pandemia.

Uno de los mayores riesgos que atraviesa la región es que se pierda una generación de estudiantes si los gobiernos no toman medidas urgentes para mantener a los niños en las escuelas.

A modo de ejemplo, las asignaturas de lengua y matemáticas cayeron a niveles de más de una década atrás: cuatro de cinco niños de sexto grado (80%) no tienen la capacidad de entender e interpretar un texto básico para su edad comparado con el 50% que tenían esa misma dificultad antes de la pandemia, de acuerdo con el informe.

La Casa Rosada anunció que las escuelas tendrán una hora más de clases por día

"América Latina y el Caribe enfrenta una crisis educativa sin precedentes que podría comprometer el desarrollo futuro de nuestros países", expresó Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Las escuelas en Latinoamérica y el Caribe permanecieron cerradas o parcialmente cerradas durante 58 semanas, levemente por detrás del Sur de Asia y América del Norte. 

En la región, toda una generación de estudiantes -unos 170 millones de chicos- perdieron parcial o completamente dos tercios de los días de clases presenciales, equivalentes a aproximadamente un año y medio de aprendizaje, según el informe.

Para Jean Gough, director regional de UNICEF, se trata de una "catástrofe educativa".

El reporte, que aclara que ya existía una crisis educativa en la región antes de la pandemia, destacó que hubo esfuerzos para ofrecer educación remota mientras las escuelas permanecieron cerradas, ya sea a través de plataformas en línea, televisión, programas radiales o por las redes sociales, e incluso a través de mensajes de texto por teléfonos celulares.

Sin embargo, la educación a distancia enfrentó numerosos desafíos, entre ellos los desequilibrios en el acceso a internet y a los dispositivos electrónicos.

El estudio destacó dos grandes desafíos: la vuelta a la escolaridad para que todos los niños regresen a la escuela y permanezcan en ella y la recuperación del aprendizaje.


Esta nota habla de:

Tenés que saberlo