Un homenaje a Ramiro Quesada

Memo quiso repasar algunas de sus últimas actividades como artista plástico publicadas en este medio. Ramiro Quesada falleció sorpresivamente el pasado martes 16 de marzo, dejando a familiares, colegas y amigos con una gran tristeza.

Alejandra Cicchitti

Su padre, el innovador, talentoso y único Luis Quesada, con tan larga y rica trayectoria, despertaba en él admiración y respeto, algo que expresaba en cada ocasión que tenía. Ramiro buscó su propio camino para expresar los sentimientos y sensaciones que lo embargaban, lográndolo de una manera muy personal. Sus obras ostentan en general mucho dibujo y colores alegres (aunque las realizadas en blanco y negro son interesantísimas y transmiten mucho) y pueden encontrarse no solo en colecciones privadas, sino que están al alcance de todos, en distintos lugares de Guaymallén.

Quesada egresó de la carrera de Arquitectura y supo compatibilizar muy bien su profesión con su innata vocación artística. Es por eso que el sábado 3 de octubre del año pasado, la columna de Arte de Memo, inauguró una sección llamada "El arte en espacios públicos" y fue el primer entrevistado. La idea fue compartir con los mendocinos una gran cantidad de creaciones con las que pobló ese Departamento de nuestra provincia. Como siempre su diálogo fue abierto y fluido y explicó humildemente y con sus palabras lo que había ya realizado en jardines maternales y apeaderos. Nos adelantó también lo que estaba planificado y lo que aún estaba en obras.

El arte en espacios públicos: Guaymallén

Justamente un año antes, el 4 de octubre de 2019, se realizó el Vernissage de su Muestra "Telepáticamente" en el Espacio de Alejandra Cicchitti, la cual fue publicada en Memo.

Alejandra Cicchitti y una nueva muestra: Ramiro Quesada

Y a fines de noviembre de 2019, expuso junto a la artista Paula Lavoisier (una de sus grandes amigas además) en la Legislatura de Mendoza, nota cubierta por este diario.

Un recorrido interno y conectivo con Quesada y Lavoisier

Y además Memo adelantó que la Municipalidad de Guaymallén pondrá próximamente su nombre a una plaza que está en construcción en la calle Roca de ese departamento.

Finalmente quisimos recordarlo con las sentidas palabras de una gran artista mendocina, quien lo conoció de pequeño y vio su crecimiento y potencial, la querida Sara Rosales:

"...lo veo venir, lo distingo de lejos, alto desgarbado, de caminar lento, no mira, solo busca en silencio, en el espacio, los espacios, posibles soportes, ... nos saludamos cordialmente, sorpresivamente... primero lo convencional, luego lo que a ambos nos interesa, la vida, cómo vivirla, de la amistad, se emociona con una pausa significativa, de nuestros pares artistas, generosamente me comenta que él aprende de los jóvenes, de la calidad de nuestros pintores, escultores, grabadores, dibujantes, y músicos, ama el jazz!

Hablamos un buen tiempo, también de trivialidades.

Me dejó una frase, que hoy especialmente analizo..." SIENTO QUE ESTOY DESARROLLANDO TODAVIA MI LENGUAJE PICTORICO Y ME GUSTA ESTE ESTADO..."

Sus composiciones son atrevidas e intensas, con gran dominio de la forma y el color, es una neofiguración, abstracción geométrica, creadas espontáneamente por la contraposición de colores vivos y puros.

Un artista de obras increíbles que ofrecen libertad y flexibilidad creadas y adaptadas especialmente para ser admiradas en calles, plazas, murales del Departamento de Guaymallén, municipio que se distingue por su aporte, difusión y apoyo a la Cultura, sede y hábitat de talleres de notables artistas.

Me resisto a hablar de pasado, de ausencias, los artistas tienen el privilegio de estar presentes; por el peso y legado de su obra, no mueren. RAMIRO, tu obra late y te representa.

Sara Rosales.

Esta nota habla de:
Te puede interesar