Segunda parte: Los descubrimientos que revolucionaron la medicina

En esta nota, José Jorge Chade desde Italia, resume el trabajo plasmado en Medicina e Información, con el consenso de la Productora Ejecutiva de la revista Donatella Romani. Segunda parte.

José Jorge Chade
Presidente Honorario de la Fundación Bologna Mendoza

Las primeras vacunas Jenner

Un capítulo extraordinario por su relevancia y emoción es el Descubrimiento de las Vacunas cuyo padre seguramente sea Edward Jenner quien en 1796 supo explotar la vacuna del virus de la viruela para inmunizar a un niño de ocho años del virus de la viruela humana. La intuición tuvo éxito y la historia cambió. Napoleón hizo vacunar a sus tropas, Pasteur en 1885 se dedicó al tratamiento de la rabia y Sabin entre 1940 y 1950 salvó a miles de niños de la condena de poliomielitis con su vacuna oral sin nunca patentar ni explotar económicamente su descubrimiento que, según él, "pertenece a todos los niños del mundo ". Años de investigación, experimentos emocionantes y éxitos extraordinarios en la actualidad han llevado a vacunas contra enfermedades como la hepatitis B, el virus del papiloma, el sarampión, el tétanos y la difteria. Sin embargo, aún no se ha desarrollado una vacuna para el virus del VIH-SIDA, pero las terapias antirretrovirales aún pueden mantener la infección bajo control a lo largo del tiempo.

Y es fundamental en el enfoque de las muchas vacunas disponibles hoy en día tener información correcta y rigurosa para evitar los muchos falsos mitos sobre los riesgos de las vacunas.

Un universo aparte es el de los trasplantes de órganos, que siempre han sido mitos y quimeras del mundo médico que, sin embargo, se hicieron realidad en 1956 cuando dos gemelos homocigotos fueron los protagonistas de un trasplante de riñón. El descubrimiento de los fármacos antirrechazo aún estaba lejos, pero Christian Barnard en 1967 realizó el primer trasplante de corazón, abriendo una brecha en el imaginario colectivo y trazando el camino que en 1970 se allanó aún más con el descubrimiento de la ciclosporina para prevenir los rechazos. permitiendo hoy también trasplantes de múltiples órganos y trasplantes de médula ósea para cánceres de sangre.

Y en la evolución quirúrgica no podemos olvidar las nuevas técnicas laparoscópicas, mínimamente invasivas, la llegada del Robot da Vinci que permite realizar incluso operaciones complejas con precisión milimétrica, tiempos de recuperación mínimos y reducción de complicaciones, como en el caso del cáncer. Próstata en la que a menudo resultan incontinencia o impotencia.

Y ahora veamos algunos fármacos y moléculas que han revolucionado la historia de la medicina, salpicada desde el principio por intentos de aliviar el dolor. El ejemplo más extraordinario lo encontramos en la momia del hombre de Similaun en la que se encontraron signos de tatuajes compuestos de silicatos y hollín en los puntos donde se observan brotes de artritis, indicando una terapia experimental que da testimonio de un primitivo protocolo terapéutico.

Entre los fármacos más importantes de la historia de la medicina no podemos dejar de partir de la Aspirina - Ácido Acetilsalicílico - patentado por Bayer en 1899 y que sigue siendo un pilar fundamental entre las moléculas antiinflamatorias, además de ser utilizado hoy en día en la prevención de enfermedades cardiovasculares. y también de algunas formas tumorales. Igualmente fundamental es el descubrimiento accidental de Penicilina por Fleming en 1928 (al regresar después de unos días de ausencia en su laboratorio, descubrió que algunos cultivos bacterianos no habían crecido en un área donde había mohos. El descubrimiento allanará el camino para la preparación. Antibióticos, vida -ahorrar medicamentos hasta el punto de que la penicilina se introdujo de contrabando en el mercado negro durante la Segunda Guerra Mundial. El riesgo actual es que se usen con demasiada facilidad, incluso en el caso de una simple gripe viral, cuando sabemos con certeza que los antibióticos no surten efecto sobre los virus, lo que lleva a un aumento preocupante de la resistencia a los antibióticos.

Otro pilar de la farmacología es sin duda la Cortisona, un potente antiinflamatorio y analgésico que fue descubierto por el premio Nobel Edward Calvin Kendall en 1944 y presentado al mundo con la famosa imagen de "artrítico en bicicleta" y que permitió el tratamiento de discapacitados. enfermedades como la artritis reumatoide hasta entonces sin tratamiento. Hoy en día, junto con la cortisona en las enfermedades reumáticas, existen fármacos biológicos, pero ciertamente la cortisona sigue siendo un fármaco indispensable. Y luego recordamos la Morfina, los fármacos opioides fundamentales en el caso de los Cuidados Paliativos con terapia del dolor, las Sulfonamidas y los primeros fármacos para los trastornos mentales hasta la llegada del prozac hace unos años, y los fármacos hipertensivos, y el uso de la insulina en la El tratamiento de la Diabetes descubrió que lleva la firma del Premio Nobel Banting y Mc Leon en 1923, y luego el advenimiento de la píldora anticonceptiva que también tuvo un inmenso impacto social, y el viagra que tanto eco tuvo en los medios y en la opinión pública , y antihistamínicos para tratar alergias, y medicamentos de quimioterapia a los que hoy se unen medicamentos biológicos y anticuerpos monoclonales para el tratamiento de tumores, hasta medicamentos huérfanos para el tratamiento de enfermedades raras que esperamos sean cada vez menos huérfanos y verán el éxito. de investigadores en enfermedades genéticas graves e invalidantes como sucedió recientemente para la ADA-SCID en la que gracias a la infusión de células madre se pudo devolver un futuro a los niños n de lo contrario condenado.

Grandes Doctores

Prof. Dulbecco y Prof. Rita Levi Montalcini

Y concluimos esta reseña con una mención a los Grandes Doctores que, con su pasión, con años de estudio y por qué no, con el coraje de ir en contra de las opiniones de sus colegas, han revolucionado la medicina. Comencemos con lo que fue un descubrimiento verdaderamente trascendental, a saber, la identificación de la Doble Hélice de ADN a partir de la cual Watson y Crick formaron nuestras células en 1953, que en los años siguientes permitió el mapeo del genoma humano y el punto de cada vez más terapias personalizadas gracias al estudio del perfil genético de los pacientes. Retrocediendo en el tiempo recordamos a Il'ja Il'i Menikov, premio Nobel por el descubrimiento del mecanismo de la fagocitosis que es la base de la capacidad de nuestro sistema inmunológico para atacar virus y bacterias, Robert Kock, quien descubrió el agente causante de la tuberculosis. y por éste ganó el Premio Nobel en 1905, Marie Curie quien ganó dos Nobel por sus estudios sobre elementos radiactivos, elementos de los cuales conocemos bien el peligro si se colocan en la mano equivocada - tanto que su esposo Pierre Curie en la ceremonia para la entrega del Nobel dijo "Se puede suponer que, en manos criminales, el radio puede volverse muy peligroso; podemos preguntarnos si la humanidad podrá beneficiarse del conocimiento de los secretos de la Naturaleza, si está maduro para aprovecharlo o si este conocimiento podría ser perjudicial... ". Ahora somos muy conscientes del mal uso de la radiactividad, pero los elementos radiactivos también han brindado la oportunidad de ser utilizados en diagnósticos de última generación - Medicina Nuclear con Pet Spet por ejemplo - que es capaz de capturar, gracias a isótopos radiactivos, lesiones que otras investigaciones no logran localizar. Y llegamos al Prof. Renato Dulbecco quien ganó el Nobel en 1975 por haber descubierto la interacción entre los virus del cáncer y el material genético de la célula, a la Prof. Rita Levi Montalcini quien recibió el Nobel en 1996 por el descubrimiento de los factores de crecimiento celular. y el Prof. Luc Montagnier, Premio Nobel en 2008 por el descubrimiento del virus de la inmunodeficiencia humana.

Y en alas de estos extraordinarios inventos esperamos que los próximos Premios Nobel puedan ser otorgados por el descubrimiento de terapias genéticas definitivas en tumores, o quizás por la confirmación de que la Inmunoterapia Oncológica es la promesa de estos años, como afirma Science que la propuso. en portada como el descubrimiento más importante de 2013, o el uso seguro y dentro de rigurosos y científicos protocolos de células madre que pueden tratar enfermedades neurodegenerativas como ELA, Alzheimer y Parkinson o la posibilidad de erradicar enfermedades crónicas e invalidantes.

Pero sobre todo que el entusiasmo de médicos e investigadores los acompaña siempre más allá, con ese maravilloso impulso visionario que Steve Jobs sugirió a los jóvenes con su "Stay Hungry, Stay Foolish", cultivando esa locura creativa y valiente que asegura que incluso a pesar de De todos los conocimientos previos, un médico persigue su sueño como lo hicieron las mentes brillantes que acabamos de mencionar y vence enfermedades hasta ahora consideradas incurables.

Porque entre los Descubrimientos que cambiaron la Medicina puede que algún día haya una directriz, un fármaco, un protocolo, disponible para todos y en todas partes, que haga que cualquier enfermedad, si no erradicable, al menos controlable en el tiempo, garantice esa calidad de vida que debe ser el primer objetivo de cualquier médico o investigador.


Esta nota habla de: